Blogia
VOLVERSE HUMANO

Para ustedes.

Para ustedes. No hace falta que los nombre, aunque siempre hace falta decir "te quiero".
Los quiero.
Antes, cuando solo me conectaba apenas un momento para chequear el correo y pasar por sus blogs; era simplemente lindo.
Ahora, cuando tengo todo el tiempo para mí; y todo el tiempo significa que pienso todo el tiempo; es simplemente necesario. Leerlos, que me lean. Saber que están. Que hay cosas que nacen y otras que perduran. Que no todo me es arrebatado. Que no todos se dan por muertos.

Bueno... esta canción es exactamente lo que me hicieron sentir. Y para mí es muy valiosa, porque "contar con alguien" debería ser una certeza. Un para siempre. Un antes que todo y que nada.
No sé... todavía antepongo algunos valores a cualquier contingencia.
Porque nadie puede solo. Y las palabras no se niegan.

Puente sobre aguas turbulentas

Cuando estés cansado y te sientas poca cosa,
cuando tengas lágrimas en los ojos, yo te las secaré todas,
estoy a tu lado. Cuando lleguen los momentos difíciles
y sea imposible echar mano de un amigo
como un puente sobre aguas turbulentas
me desplegaré.

Cuando te sientas abatido y acabado,
cuando te quedes en la calle
y la noche caiga con toda su dureza
yo te consolaré,
estaré de tu parte.
Cuando se cierna la oscuridad
y el dolor lo envuelva todo
como un puente sobre aguas turbulentas
me desplegaré.

Sigue tu rumbo niña de plata, no pares,
tu hora ha llegado,
todos tus sueños se van a hacer realidad,
mira cómo resplandecen ya.
Si necesitas un amigo
yo iré navegando detrás de ti.
Como un puente sobre aguas turbulentas
yo apaciguaré tu espíritu.


Gracias.

16 comentarios

Anónimo -

link

Mon -

gracias silvia, me alegra tu regreso :)

silvia -

sabes lo que opino. un beso enorme en la distancia.

Mon -

gracias brujita, a mí también me gusta meterme en tu mundo de calderos y conjuros
besos voladores.

Bruixeta -

Quién nos lo iba a decir a nosotras con los blogs, verdad? A mi, me encanta leerte, así que no hace falta que me des las gracias...Un beso muy muy grande

elborde -

el post está en mi blog..aquí no cabía.

Mon -

"tú habla de lo que quieras" me incita a sacar mi lengüita, mejor dicho a darle rienda suelta a mis dedos, en lugar de decirles NO! NO! te dije que nooo!!!

nemomemini -

El Anónimo era yo, que además soy un petardo.

Anónimo -

Hablo de frustración, sí, también de desencuentro y de dolor. Hablo de algo que no me concierne a mi solo, de lo que me siento capaz, pero mi capacidad sola no vale. Hablo también de desencanto y de rupturas. Pero te he leído muy atentamente y voy a hacerte caso, porque sé que tienes razón.

De todas formas, no todo es malo. Estoy ahora escribiendo porque me desvelé. Pero no fue una pesadilla lo que me echó de la cama, sino un sueño muy, muy hermoso. Tan hermoso que no ha querido pasar sin pena ni gloria. Y ha hecho que me sienta feliz.

Y tú habla de lo que quieras. Porque lo necesitas y porque este es tu blog. Y porque los que venimos aquí siempre venimos a escucharte y a hablar contigo. De lo que tú quieras, ¿vale?
¡¡¡ COÑO !!!

Un beso y una sonrisa para ti :)

Monydaleconelaccidente -

ah, y no sofoques el dolor, no lo ahogues (otra vez el accidente), no lo tapes.
no te mientas!!!
besos, marinero.

Mon -

bart:
vamos a tachar la palabra "nada" y reemplazarla por "todo lo que quisiera".
bart, lo verdaderamente pesado sería que pudiéramos "controlarlo todo".
¿imaginate si fuéramos los únicos responsables por todo lo que ocurre o deja de ocurrir?
hay otros, hay terceros, hay situaciones, hay desencuentros.
uno puede "tratar" de hacer algo, pero tenemos límites, sabés?
y si no son nuestros, son de alguien más.
creo que hablás de frustración, y eso es lo que cansa.
no intentes controlar nada.
a lo mejor sos vos el que está tratando de controlarse.
tampoco lo hagas.
¿para qué?
a veces es bueno levantar la compuerta y dejar que pase el agua, aunque sea un poco... aunque inunde... aunque se lleve cosas.

puta, cada vez que escribo algo me sale el accidente, ves?

DROP A STAR!

nemomemini -

Querida, tú nunca molestas, que los sepas. Con o sin pulso, si tú preguntas yo te contesto y hasta soy capaz de sonreir.

No sé qué es lo que pasa, pero acaba por pesarme el comprobar que no controlo nada de lo que pasa a mi alrededor. Si fuese un árbol, sentiría el golpe de cada hachazo como sólo un árbol debe sentirlo. Me han dicho muchas veces que soy una persona paciente, pero yo se que no es verdad. Tengo una gran capacidad de resistencia (que no es lo mismo) y un hacha, simplemente, no puede con este árbol. Pero mientras tanto, los golpes duelen.

A pesar de todo, seguimos navegando.

Un beso y adelante :)

Mon -

bart: y yo te grito, desde aquí: eyyyyyyyyyyy ¿hay alguien en san barandán?
porque es esa isla a la que vuelvo una y otra vez... siempre encuentro botellas sobre su costa... las descorcho y salen palabras que "aupan" o que despiertan deseos de aupar.
imaginaba lo del pulso... (ya vas a encontrarlo)... anoche anduve cerca pero no vi luces en el faro... estuve a punto de tirar unas bengalas pero me dije que no, que a lo mejor molestaba tu descanso.
no me gusta interrumpir silencios, a veces se hacen necesarios.
besos bart, y te quiero mucho!

Mon -

grace: nonono, a mí no. yo les agradezco a ustedes.
y de todo lo que decís (que es tu mirada y la respeto y me parece que me querés mucho) lo que Sí comparto y creo es eso último: que el amor es lo único que salva.
gracias linda.

nemomemini -

Qué bueno, qué hemoso y qué necesario es saber que hay alguien dispuesto a escucharte, a no escamotearte un minuto de atención, a auparte con su apoyo.

Estoy un poco perdido estos días, un poco ajeno a todo, sin pulso también, pero sigo estando aquí par gritarte, aún desde lejos, sigue, no te detengas.

Besos, Mon.

Grace -

Ahora me toca a mí. ¿Recordás la frase de Willy? "nadie puede vivir la piel ajena". Bueno, hay que haber recorrido un largo camino, muchacha, para admitir que nadie es juez.
Soy yo quien te agradece por mostrar tu piel, por reivindicar el derecho a la vida con todos los errores que podamos cometer, y también sus maravillas.
Por tener los ovarios que tenés, por caerte, gritar, putear, y levantarte.
Una y otra vez.
Y por seguir creyendo que el amor es lo único que nos rescata.
besos, te quiero!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres