Blogia
VOLVERSE HUMANO

La historia del monstruo.

La historia del monstruo. Adaptación más que libre de una historia contada al poeta sufí Rumi por su maestro Shams-i-Tabriz.

Érase una vez una gran caravana de hombres y camellos que atravesaban el desierto esperando encontrar agua.
Pero todo lo que encontraron fue un agujero profundo en la tierra.
Contaban con cuerdas y cubos, y así fue como hicieron bajar tantos cubos como cuerdas volviendo sin agua y sin cubos.
Decidieron bajar ellos mismos. Y ocurría otro tanto.
Cada hombre que bajaba, desaparecía.

Ya casi sin hombres, un sabio de la caravana se ofreció para bajar al agujero en búsqueda del agua.
Cuando el sabio llegó al fondo del agujero, se encontró con un horrible monstruo.
“No puedo escapar de este lugar, pero al menos puedo permanecer consciente de todo lo que estoy viviendo”

- Te dejaré partir si respondes a mi pregunta, propuso el monstruo.
- Pregunta, dijo el sabio.

El monstruo preguntó: “¿Cuál es el mejor lugar para vivir?”
El sabio pensaba…
Pensaba en hermosas ciudades, en aquellos lugares maravillosos que había conocido.
Pero su intuición le dijo que el monstruo no esperaba escuchar aquello.
El sabio, como era sabio, tuvo en cuenta los sentimientos del monstruo, entonces pensó para sí: “tal vez, él piense que este agujero es el mejor lugar para vivir.”
Así pues, le dijo al monstruo:

- El mejor lugar para vivir es donde uno se siente en casa, incluso si es un agujero en el suelo.
- Eres tan sabio que no sólo te dejaré partir, sino que también liberaré el agua de este pozo, y a los imbéciles que bajaron antes que tú.

¿Porqué se hablaría de este cuento como “la” historia de nuestro tiempo?
¿Cuál es la verdadera historia?

@ Solitude. Ravin-Karunesh
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

28 comentarios

Anónimo -

link

qui -

Si, me refería exactamente a la polaridad. De qué forma podríamos conocer la luz sin ser conscientes de su opuesto?. Ciertamente la sombra puede llegar a ser un monstruo si no somos capaces de asumirla, pero para vivir de una forma total hay que integrarla, incluso amarla como parte de nuestra realidad, sin olvidar que ambos extremos forman parte de lo mismo.Al hilo de esta idea me gustaría compartir algo que escribí hace un tiempo.

Desde mi origen renazco cuando el este se ilumina...
En el comienzo, en el alfa, siento crecer la esperanza que conduce al alquimista que habita dentro del alma a sublimar los residuos dejados por el naufragio de mi experiencia mental.
Tres arriba....
volar por el firmamento fusionándome en la luz,
en la consciencia divina, en el saber interior.
Tres abajo....
Zambullirme entre las aguas del placer y el sentimiento,
vivir en mí la materia, el fuego, el aire, la tierra...
Una explosión, un instante, un paso sin rumbo fijo,
sin mapas, sin rutas previas,
sólo un salto en el vacío.
Y entregarme a la locura de ser yo misma el destino,
manantial del corazón que fluye dentro del río
donde el barco de la vida me conduce hacia el final,
hasta el omega nocturno iluminado de plata,
promesa de nueva vida,
de esperanzas renovadas en el fuego del crisol
al despertar la mañana.
Un beso

Mon -

porque vivimos la polaridad, qi.
la tuya es otra lectura, la comprendo perfectamente, y además la comparto.
besos. (te leí tarde, perdón por demorar mi respuesta, y ojalá regreses)

qi -

nada nos es ajeno: luz, sombra, arriba, abajo....los que se internan en el pozo buscan el agua de la vida espiritual, se sumergen en aquello que refleja su totalidad, pero la aceptación de ambos polos es de difícil digestión

qi -

No hay lugar físico, todo está en nuestro interior, en nuestra realidad que también incluye la sombra. Si ésta no se acepta al igual que la luz, nos perdemos en ese pozo oscuro donde nuestra realidad muere

Mon -

que sugerente comentario gerardo....
creo que lo tuyo es más bien una fotografía de nuestro tiempo.
bien.

E=m(Gerardo)^2 -

Tantos hombres, cubos, cuerdas, todo el agua... debía de ser un pozo ancho y cómodo, como un agujero hobbit. Si estaba en medio del desierto, no me extraña que prefiriera vivir ahí dentro.

El otro dia ponian en la tele un documental en el que preguntaban a unos habitantes de una ciudad industrial del Sahara cuál era el secreto de su felicidad...

La tranquilidad, una bonita casa... vivían entre cuatro paredes de chapa de bidones de combustible, cubiertas por un tejado del mismo material, y forradas por dentro con bonitas telas.

Mon -

sí sí, ya sé... tu KDD :=P
besos

Aruberuto -

coleguita por ahora no te vamos a quitar la licencia, puedes seguir ejerciendo...
luego comento tu nuevo post, el fin de semana no me deja mucho tiempo libre, que ironía!!!
arubesos

PsychoMon -

y buah... no se olvide que soy colega...
¿entonces puedo seguir ejerciendo?
besitosss!

Aruberuto -

Pues como ya dije antes, me quedo con vuestras interpretaciones, como mínimo mucho más estéticas ;-)
Mon, tienes el 10 en comentario de texto, estoy de acuerdo en todo lo que has dicho.
Creo que en un aspecto incluso podríamos ir un poco más allá. Voy a robar a Rushino unas palabras que salieron de su boca:
"En los tiempos que corren, la gente ya no sólo piensa en sí misma, ahora también piensan en las cosas de los demás... pero para conseguirlas y quedárselas"
jejeje, este sabio mostró astucia suficiente no sólo para salvarse él mismo sino para conseguir hasta el agua del monstruo...
Uffff!! otra vuelta de tuerca...
(me partí de risa con lo del loft taaaaan cool!!! jajaja)

Mondefiendealmonster -

el monstruo solo quería que le dijeran "¡pero que loft taaaaan cool!!!
los verdaderos monstruitos son los que llevamos dentro, sabios incluidos.
beijosss

Mon (sigo) -

moraleja: a todos nos gusta que nos digan lo que esperamos escuchar... y a veces hay que mentir para salvar el pellejo.
¿porqué es la historia de nuestro tiempo?
por que es la historia del "sálvese quien pueda"... el sabio no sabía que con su respuesta salvaría al resto... y de hecho no pensó en los demás.
ya no vivimos en la época de "las mujeres y los niños primero".
esta es la época del "sálvese quien pueda"... y para eso hace falta astucia... un... ¿valor? de ratas y sabios.

bueno, es mi interpretación.
están buenas mis imágenes, no? ahhhhhh me siento dichosa...
gracias!!!

Mon -

aru: tu extenso comentario merece alguna palabra mía, aunque había decidido no decir nada.
yo encuentro 4 elementos: buscadores, cubos, sabio, monstruo.
1. los buscadores desaparecen porque lo que encontraron no era lo que fueron a buscar...digamos que, "se los chupó la realidad", el factor sorpresa.
y no estaban preparados para la contingencia... no pudieron pensar.
desde ese punto de vista, tampoco eran verdaderos buscadores.
¿te suena?
2. los cubos que no suben (ni vacíos ni llenos) son "esas" señales de alarma que tantas veces percibimos y no queremos atender... (algo no anda bien... 1,2,3,4 veces... sin embargo voy, y meto la cabeza en la boca del león)
¿te suena?
3. el sabio, además de sabio, es un buen especulador.
primero: asume que no hay forma de escapar de la consciencia, entonces "se entrega" a la contingencia.
esa percepción correcta es la que le permite pensar, porque él no trata de engañarse.... pero sí engaña al monstruo... por eso digo que también es un buen especulador.
¿te suena?
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Aruberuto -

Tremenda historia la del pozo, el monstruo, el sabio y el resto de sedientos (de agua sólo).
Habéis hecho unas interpretaciones verdaderamente interesantes. Metáforas ricas y actuales, sí señor.
No se si incorporar la mía. Voy a intentar dar una explicación simplona, como yo. :-P
Pues a mi este sabio me parece un tío mu espabilao, al contrario que el resto de buscadores de agua que me da a mi que eran un poco más impacientes. Otra prueba más de que los nervios no son buenos consejeros.
Pues este sabio tenía que ser un tío así como que huevon, porque se lo tomó con cierta calma. Estoy seguro que todos los que le precedieron se cagaron encima antes de abrir la boca. Y luego está el tema de la empatía. Todo un ejemplo este sabio si señor. Un precursor de la terapia humanista. ¿Quien dijo que los monstruos no tienen su corazoncito?
En fin, esta mi lectura "psicologizada" del tema... sin duda me quedo con las vuestras.

(Por cierto, estoy seguro que el monstruo no era tan feo como el de tu inquietante ilustración... coñomon sigo sin explicarme cómo lo haces, envidio todas esas imágenes que publicas)
Besos.

Mon -

bueno... tengo que decir que hice mi análisis del cuento.
y que ese análisis (o este cuento) me llevó a pesamientos que no sé de donde diablos saqué.
pero no los puedo poner en palabras.
beixos.

Mon -

bien brisa!!!
vas muy bien!!!!
besitos linda.

nemomemini -

Me gusta tu interpretación, Brisa. Me gusta mucho.
:)

Brisa -

El mostruo, refleja nuestras propias limitaciones, el pozo la oscuridad donde las ocultamos, para que no se vean y para que no puedan salir... pero al ocultarlas y no liberarlas trabajandolas y desarrollando habilidades que las disuelvan y libertades personales, cada vez necesita alimentarse de más oscuridad. El sabío es nuestra voz interior a quien deberíamos preguntar y luego escuchar su respuesta. El monstruo de vez en cuando necesita liberarse, nos da agua, en aquellas ocasiones de lucidez en que escuchamos a nuestro yo interior.....
Buscamos fuera lo que no nos dejamos descubrir dentro. Si tenemos paz interior podremos vivir en cualquier lugar, porque VIVIMOS!!!
Un besito Mon, Feliz fin de semana!!!!! Hasta el domingo...

Mon -

sí, nadie se salva solo.

y, a veces, la trampa y la salida son dos caras de la misma moneda.

besos.

Carlos R. L. -

Yo creo que existe un sabio en el interior del monstruo.
Y el sabio lo supo.
En fin, en todos habita el sabio y el monstruo.
Hoy día poca gente se preocupa por la sensibilidad ajena... y hasta un "monstruo" la tiene.
El sabio tuvo en cuenta ese punto, de allí su respuesta y la posibilidad de salvarse y salvar al resto.
El monstruo siempre da oportunidades. Creo que a un nivel más general, el cuento habla de la importancia del "darse cuenta" y de la empatía. Nadie se salva solo. Eso te lo leí a vos.
besos linda.

Mon -

... ahora que lo pienso, esto del monstruo en el fondo del pozo, me recuerda aquello de la obsidiana :)

Mon -

carq: reconocerse no es igual a conocerse.
el reflejo permite lo pimero, la oscuridad lo segundo.
otra opción, digo.
besosss

Mon -

podría ser el monstruo de nuestra razón.
es otra opción, no bart?
besitos.

Mon -

luego contesto los comments... por ahora solo decirles que es una historia plagada de símbolos, y que me encanta que cada persona descubra alguno, o haga su propia lectura.
aunque no lo crean, todavía no me puse a analizarlo como a mí me gusta... pero es casi seguro que el próximo post sea "mi" análisis del cuento, y que tome algunas cosas que ustedes vayan dejando.
besos.

carq. -

pregunto al igual que el monstruo (aunque me identifico con el sabio):
será por ello
que tememos a los pozos?
el agua refleja
nuestro rostro disminuido
en un cielo atrayente
gravitacional agujero negro
donde sumergirse dentro de uno

reconocerse

nemomemini -

El Anónimo soy yo, que aún estoy medio dormido :)

Anónimo -

El monstruo custodia una razón que todos ignoran. Sólo unos pocos conocen esa verdad, aunque todo el que quisiera podría conocerla porque el monstruo no la acapara para sí. Los demás permanecen prisioneros de esa ignorancia y sus espíritus se secan, irremisiblemente, como un pozo sin agua. Nuestro tiempo, al menos, parece así.

Besos y sonisas.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres