Blogia
VOLVERSE HUMANO

Dedos sordos.

No se me ocurre como empezar este post. Hace rato que le doy vueltas, y me parece estúpido pensar tanto tiempo en algo. ¿Para qué? Si sólo busco contar.
Ay, quiero quemar este tabú, esta superchería de a donde van los deseos cuando se rompe el silencio.
Hay un cuco que amenaza: “si lo dices, me los llevo a la gruta de los deseos irrealizables”.
Es el primo del cuco de la felicidad: “no es verdad, no es verdad; la felicidad no existe”.
Ambos tienen una tía, la bruja de la profecía: “yo te lo advertí”.
Ellos zumban sobre mis hombros, se acuestan a dormir –mentira, no duermen- al abrigo de la oscuridad de mis tímpanos; pero no tienen poder alguno sobre mis dedos.
Al menos una parte de mi cuerpo no les cree. Tal vez los dedos sean sordos. ¿Alguien sabe?
Ahora que escribo estas líneas recuerdo –y no se por qué- los versos de Cavafy:
“Lestrigones, cíclopes, incontrolable Poseidón,
no los encontrarás en tu camino
a no ser que tú mismo los traigas dentro de ti.”

Si acaso sea cierto, si acaso han estado viajando conmigo –y me temo que sí- acabo de aplastar a una hormiga con un pesado cenicero. Mi escritorio no es hábitat para una hormiga. Mi espíritu no puede ser hábitat de cíclopes o lestrigones. Fue un asesinato simbólico.
Voy a pronunciar la frase de mi arribo a Itaca:
“Un llamado a tiempo lo cambia –casi- todo”.
Sí.
Faltando diez minutos para irme de Buenos Aires, con el remis esperando en la puerta, y yo aún con una toalla sobre el cuerpo; sonó el teléfono. La lógica dictaba que dejara el asunto en manos del contestador – cuando estoy atrasada me pongo terrible-, pero atendí.
Una voz masculina me daba una noticia largamente esperada. Lo hubiera invitado con champagne, pero no era momento –nos lo prometimos para más adelante-.
Salí de casa con el pelo mojado, arrastrando bolsos y abrochando mi camisa en el ascensor – rompiendo viejos records- vivo en un segundo piso.
Cuando las luces se apagaron, y los viajeros comenzaron a reclinar sus butacas para dormir; yo pensaba.
En realidad no estaba pensando.
Estaba recibiendo soluciones
.
De pronto comprendí que todas –o casi todas- estaban allí, desplazando problemas, soledades, imposibilidades, distancias, frutraciones, pérdidas.
Sé que puede sonar a euforia, pero la euforia y la paz están divorciadas por incompatibilidad de caracteres.
Es paz, definitivamente paz.
Y así ando, deteniéndome en postas fenicias, sin apresurar mi viaje, es mejor si dura muchos años, enriquecida por lo que aprendí en el camino, y si muy pobre la encuentro, mi Itaca no me habrá engañado.

*Itaka, de Constantine Cavafys; sin su licencia pero con un guiño cómplice.

@ something- george harrison
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

17 comentarios

Mon *en merlo* -

odalys linda, estoy trabajando mucho aquí, por los cambios, por mi cabaña, y porque hay que entregar esta casita en enero.... por aquí hay cambios muy profundos... y claro que voy a necesitar toda mi energía en buenos aires, pues allí esperan más cambios; o más que cambios... movidas.
besos linda.

Odalys -

Vuelve a casita, Mon, pero antes de regresar, te deseo que recuperes la buena energía y que ni el ratón más vago del mundo te moleste :))

Mon *en el puto cyber y con un ratòn al borde de la muerte* -

juro que vine- a pesar del cadadìamàsapestosolugar- con la sana intención de responderles y visitar sus blogs... pero la ùnica máquina disponible que -oh, me tocó a mí- tiene el mouse roto/porreado o que se yo... asì que huyo antes de agarrar a patadas la porquerìa esta.
el jueves estoy en buenos aires, y algunas cosas volverán a mi normalidad.... besotes y los quiero.... y ahora no consigo llegar al botoncito de "enviar" diosssssssssssssssssssssssssssssssssssssss

nemomemini *también en su casa y con sueño* -

Monsita, no creo que Kavafis se moleste por eso. La traducción no es mía. Mía es sólo la memoria de sus versos. Te la volveré a mandar para que la puedas recitar en tus momentos más gloriosos... Bueno, ya sabes, ¿no? ;)

Muchos besos, tesolo mío.

Magda -

Por cierto querida Mon, se me pasó decirte que me ha encantado la imagen del gato y el ratón en la cabeza de tu blog, se ve super!!

Besos!!

GreGori *en su casa* :-P -

Mis dedos tienen vida propia. Todos lo saben, sobretodo los que aprovechan para colocarme objetos entre ellos mientras hablo porque "no me doy cuenta". Yo me río con ellos ^_^
Me encanta cómo te obligas a distraerte mientras escribes, para despistar a los que te leen, sobre tu verdadero mensaje, o mejor dicho, sobre tu verdadero pensamiento.
Creo que simplemente a veces es difícil aprehender la exactitud de un pensa/sentimiento, y mucho más definirlo.
Así que, ¡buen método! ¡Porque los posts te quedan de muerte! :-) Besitos y feliz estancia (y no me refiero a en el ciber :-P)

Mon *en merlo* -

manel:
lo bueno, si breve, dos veces bueno ;))

muralla:
mhmmm no, creo que la euforia es intensa, sí, pero dura poquito... o sería extenuante.
la paz es paz.
lo que dure, bueno; nadie sabe.
besitos nena.

brisita: sí linda, me parece conocer bien tus deditos bailarines.
mis dedos se están volviendo sordos a los cucos.
por lo demás, gesticulo mucho cuando hablo... no puedo tener las manos quietas, siempre digo más que con palabras.

bart, hola tesolo.
te recordé cuando escribí, bah, destrocé a cavafys... la traducción del poema -que te leí a vos- no la encontré nunca más... ¿era tuya?

turi, alteza, ese saludo es una puteada o que?
besosssssssss

magda, hola y chapó por tu blog -te lo mereces-
gracias por decírmelo, me interesa saber qué cosas le pasa a una persona cuando me lee.
ahá, eso quise decir cuando hablaba de sordera, una sordera selectiva, como apuntaba brisa.
besitos para vos :)

Magda -

Queridisima Mon, tienes una energía tan bonita que la irradias en tus palabras y, además, la contagia, al menos a mí. Desde la primera vez que entré a tu blog eso me sucedió. Quería decírtelo.

Respecto a tu pregunta creo que no, los dedos no son sordos. Si una parte de tu cuerpo no les cree considero que es por tu inteligencia, ella siempre puede más.

Muchos besitos.

Turandot -

Por si los cucos te leeremos, atentos; pero en voz baja, como los niños chicos...
Ma' assalamah, diosa

nemomemini -

Si la encuentras pobre no pienses que Itaca te engañó. Rica en saber y en vida como vuelves comprendes ya qué significan las Itacas.

Besos y otro guiño cómplice también de mi parte.

Brisa -

Mon, mis dedos ven, bailan al ritmo de mis sentimientos mientras pulsan las letras del teclado, sienten, pero tienen una audición selectiva, solo escuchan los gemidos de una piel mientras la acarician, huyen del resto de los ruidos del mundo, y así son felices y vuelve una y otra vez a hacer sonar esa música que tanto les gusta. Mil besitos Mon, siempre se destapan mis sentimientos cuando se encuentran con tus letras. :)

muralla -

Lo siento, pero no estoy de acuerdo con que la euforia y la paz estén reñidas...¿Nunca sintieron una eufórica paz?
Yo sí. Besos. Muralla

Manel -

Demasiado dulce para salirse...

mon *podrida de poner que está en el cyber* -

vamos buades, lo que pasa es que querés reconciliarte conmigo.
gracias a vos.
hombre de las metáforas frescas, qué lindos saldrán nuestros niñitos.
fdo: las chicas malas van a todas partes y los chicos también.

Mon *en el cyber con floyd* -

manel:
te leí doble: leí lo que pusiste, pero también leí "sal de la vida", en el sentido de salirse de ella.
no te preocupes, es hora de la pastilla verde fluo.
XOXO
besos besos.

EB -

Me encantan esas fusiones tuyas que cabalgan juntas y no desentonan, tan contemporaneas, tan llenas de fuerza vital...no se leen, se escuchan en tu voz imposible, se ven a través de los ojos d tus dedos...Gracias.

Manel -

Encontrar la paz, es encontrar la sal de la vida...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres