Blogia
VOLVERSE HUMANO

Silencios propios.

Nunca mencioné la existencia de una iglesia en mi trayecto.

En otros trayectos, de aquellos que emprendo por pueblos de calles polvorientas, se las llama ”oratorios”. Y tienen puertas abiertas, aunque el cura no esté.
Son construcciones sencillas, pintadas a la cal; con interiores frescos y un silencio propio.
Un silencio interrumpido -quizá- por el ladrido de un perro.

A veces mis silencios ladran, aúllan, rugen. Y sólo otro silencio puede escucharlos.
Ya comprendí que no es cosa de humanos.
Es cosa de otro silencio.

Anoche lo busqué.

Pero había una puerta entre mi silencio animal y el otro silencio.
Una puerta cerrada.
Ya comprendí que es cosa de humanos.
No es cosa del otro silencio.
Y me quedé afuera. Del otro lado del otro silencio.

@ el canto de las ranas.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

25 comentarios

Mon -

odalys:
es muy linda tu lectura,
y muy cariñoso de tu parte que incluyas a los demás.
ahora que te leo, me vino a la mente una imagen: la de los "conjuntos cerrados" que veíamos en clases de matemática.
ese circulito odioso, que no era capaz de contener en su interior a ningún elemento.

así siento a algunas personas.
así siento algunos lugares.

están allí, pero cerrados, herméticos, indiferentes.
doliendo.

el comentario de muralla me tocó de un modo especial, porque de alguna manera, es lo que vivo.
a veces puedo y me crecen alas.
y a veces se siente denso y ahoga, como vos decís.
entonces llevo un ancla.

podría decirte que el jorobadito tiene la mirada que me devuelve el espejo,
y no, ninguna luz artificial puede encender corazones.

besos, te quiero mucho.

Mon -

sí muralla, es así.
hay urgencias, y como tales, no pueden esperar.
y duele porque las barreras son humanas, aunque no lo parezcan.

un beso enorme.

Odalys -

También me sienta muy bien cuando estoy en un sitio como una iglesia, sentada al final, no sé rezar ni profeso ninguna religión, sólo siento. O en la playa, al atardecer; las olas hablan.

Nemomemini habla de la voz que buscamos sin escuchar y yo digo que a veces nos hacemos sordos queriendo oir. A veces no me basta "escuchar" por dentro, necesito el sonido audible, acompañado de gestos; pero no siempre es posible ni para siempre.

Muralla comenta sobre las barreras, tan sabia! Sería tan simple quitarnos la coraza y no vivir pensando que siempre habrá tiempo y aceptar hoy que queremos, que perdonamos, que mañana es un espejismo.

Mon, cuando se torna denso se siente oscuro, ahoga; cuando es claro adentro se ve diferente y pareciera que de los brazos comienzan a nacer alas.

Tal vez era yo, pero sentí un poco triste la mirada del chico jorobado. Es como si esas luces en su mano no lograran encender su corazón. Un beso especial para él y muchos para todos.

muralla -

¡Y como duele cuando al buscar ese otro silencio no lo podemos encontrar por culpa de unas barreras tan simples y fáciles de solucionar...! Y es que era en ese momento cuando necesitábamos aquellas voces, y no antes ni después...
Un abrazo. Muralla

Mon -

bart:
¿alguna vez te dije cuanto te quiero?
no voy a agregar ni una coma a tu respuesta.

besos, mi faro de luz de neón... (el único neón que me alegra)

nemomemini -

Está todo claro. Silencios queridos, silencios buscados o silencios encontrados, no importa. Pero silencios que pueden ser rotos... Pero no hay peor silencio que aquel para el que ya no se encuentra la voz que se añora...

Besos, Mon.

Mon -

hola magda!
pasé a leerte y supe que estabas de vacaciones.

sí, buscaba un silencio luminoso, leíste bien.
no quise convertir el post en una queja hacia las llamadas iglesias o templos, que -paradójicamente- cierran sus puertas y nos dejan del otro lado de ese otro silencio.
nunca voy a misa.
no comulgo.
mucho menos me confieso.
no me considero católica.
no entiendo qué es eso.
pero me gustan esos lugares... por la paz.
a veces voy al parque de una parroquia.
allí hay bancos, silencio, flores y pájaros.
de vez en cuando pasa alguna monjita y dice buenos días.
nada más.
pero esta vez, como tantas otras, fue sórdido.
tuve que conformarme con mirar la cruz, sentarme y pensar.
igual sirvió.

besos!!!

Magda -

Querida amiga Mon, tengo un ratito libre y entro a leerte y saludarte.

A mi me parece, solamente mi interpretación, que es un silencio luminoso. Con ello quiero decir que existen tipos de silencio que nos dan mucho, ellos nos muestran qué hacer o hacia donde dirigirnos y si traspasar o no esta puerta... Siento, quizá me equivoque, que de este tipo es el silencio del que hablas.

Muchos besitos amiguita. (Te envio pronto un correo-e)

Mon -

odalys:
eso que contás no solo es interesante, si no hasta un privilegio.
creo que hay respuestas que nos la da nuestro propio inconciente.
y otras... que no, que son respuestas que nos llegan desde otros planos.
cuando dormimos estamos más expuestos que nunca.
las barreras caen, y al caer surgen cosas que no están en nuestras manos.
hace poco, en un post, revelé uno de aquellos mensajes/respuestas... y curiosamente nadie dijo una palabra al respecto... habrán pensado que formaba parte de la historia, que era una cosa mía... y no, claramente no era mía.
fue una de las pocas frases que recordé nítidamente al despertar, y me impactó tanto que la escribí de inmediato.

hay que detenerse en los sueños. (bueno, es lo que pienso, nadie está obligado a prestarles atención).

hoy llevo un silencio ruidoso, rugiente, y no me siento bien por ello.
algún día me gustaría escribir específicamente sobre el silencio.

y sí linda, en esos mapas surge (en tu propio mapa), la densidad.
y la densidad no es buena, sabés? porque cristaliza en emociones que, como decimos en este lenguaje, vibran bajo.
las personas sensibles al respecto lo perciben bien.
el resto de las personas también lo perciben, pero la difrencia es que -no saben qué están percibiendo-

¿quién tiene la mirada triste?
decime.
besitos.

Odalys -

En los sueños me salen muchas respuestas y a veces tengo ganas de poder echar mano a una pluma y escribir todo eso para no olvidarlo.

A veces estamos rodeados de silencios, callados/ruidosos, pesados/ligeros; esos deben reflejar lo que llevamos dentro; me gustaría un día ver un mapa de energía corporal y sus colores, esos deben jugar con la densidad y sonoridad del silencio.
¿Por qué él tiene la mirada triste?

Mon -

hola dulce choi
claro que a veces son claros.
y a veces oscuros.
y a veces simplemente "son".
muchos besitos.

Mon -

mad:
gracias!
mucho ruido porque aún siguen con el festejo????
besitos!!

Mon -

sigue la búskeda:
ayyy ¿por qué no eliges un nik más corto?? XDD
mi comentario no salía porque seguramente "ella" se lo guardaba-
claro que volveré... quiero ver como sigue el romance.
besotes

Mon -

Nadita:
es verdad... siempre comentás desde lo que sentís al leerme... entonces habrá coincidencias con mi realidad o no.
por eso me gustan tus comentarios.
me doy cuenta, con vos en particular, si estamos vibrando en la misma octava.
a veces sí
a veces no.
pero vibrar, vibramos ;)))
muchos besos.

Mon -

saf:

yo me estoy curando de los silencios a través de mis sueños.
allí digo todo lo que tengo que decir, y a quien corresponde.
lo curioso es que en mis sueños las personas no vienen "camufladas" (¿sabes que en los sueños las personas que vemos son en general una mixtura de "tantas"?).
no, están allí con sus rostros verdaderos, mis dolores verdaderos, antiquísimos rencores, palabras guardadas.

y entonces digo todo, todito.
recién ahora lo estoy logrando.
antes, no me salían las palabras, y me despertaba desesperada.

el silencio es un arma de doble filo: cura, pero también enferma.
digamos que con el silencio "hay que saber hacer algo".

besos, y no dijiste obviedades, sino cosas muy ciertas.

El Mundo de CHOI -

yo adoro los silencios, hay ocasiones para todo, pero los silencios en algunos momentos son agua vendita
Besitos salados de CHOI

mad -

A mí me pareció claro como el agua, limpio y tangible como el silencio...
Muchos besos y mucho ruido desde la otra orilla :-)

Sigue la Buskeda -

Gracias x tu visita, no entiendo x q no salio tu comentario aun q creo q si me suena.
Bonito post
Un saludo
Espero verte de nuevo x mi blog

Saf -

Ya lo dijo Antonio Machado: "Oscuro, para que todos atiendan. Claro, como el agua claro, para que nadie comprenda".

Y es que ese Otro silencio siempre, SIEMPRE está esperando. Y lo buscamos para meditar (¿porque qué otra cosa es meditar que "medicar"?) y curarnos.
Curarnos de nuestro silencio...que nos ensordece.
Y es un ruido rabioso... como de un semianimal en tránsito.

Y es que todo sería más fácil si no fuéramos esta mixtura burlona de espíritu y materiassssss.

Hummmmm.... ¡las obviedades que llego a decir! (y ahora, en justo castigo, me pongo a trabajar)

Saf ;-))

NADA -

Mon: Sólo leí lo que aquí consta en este momento. En mis comentarios me dejo llevar por lo que leo y lo que siento, y es a través de esto último que comenté el texto. En esta ocasión parece que comprendí a través del sentimiento,del silencio... ya sabes que en otras parece que hablo de cosas diferentes, como si tomase un camino paralelo al que tú expresas....
Te digo más: no me ha parecido nada hermético.
Muchos besos

Mon *mirando el reloj* -

perdón por lo hermético.
no me gusta la escritura oscura.
pero quedó como quedó.
de todas maneras no se trata de interpretarme, si no de que cada cual le de el sentido que quiera; o no le encuentre ninguno.

besos a todos.

Mon -

nada:
te confieso que este post fue censurado
-por mí, claro-
decía más de lo que estaba dispuesta a admitir.
tal vez alguien lo leyó completo, no sé.
pero cuando lo vi on line, dije NO.
y busqué tijeras.

cuando hablo del otro silencio, no me refiero a nadie de carne y hueso.
pero el original, terminaba tal como leíste (o intuíste).

besos, muchos ;))

Mon -

pedro
temprano para vos, tempranísimo para mí.
estoy sin dormir.
vos de un lado,
yo del otro.
ambos del otro lado del otro silencio.
sí, lo sé.
¿adivina qué estoy haciendo?
tiempo.
a las siete abre el laboratorio.
tengo que ir a prestar mi brazo.

día sangriento XDDD

besos con sueño y con hambre.

NADA -

A mí me gusta, particularmente me gusta el sonido del silencio, del propio cuando interpreta la música del alma... Esa música es a veces un preludio, otras un adagio y a veces un requiem. Y sí la comunicación con el silencio del otro a veces es posible y otras veces no. Supongo que como todo: cuestión de vibraciones..
Un beso y gracias :))

Glup -

Me ocurre lo mismo.
Estoy al otro lado del otro silencio.
Pero incluso en este lado, a veces, el silencio es atronador.
A veces.
Sigamos buscando.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres