Blogia
VOLVERSE HUMANO

Sombras.

A veces no es un trueno en mitad de la noche.
Ni un apagón repentino que me deja a tientas.
Tiene la cualidad del asalto, me transforma en su rehén, e ignoro en qué momento concederá mi libertad:
a mí, lo que me sacude, es la duda.

La razón desmentida.
La emoción que se desconoce a sí misma.


Esa lucha velada.

La duda.

Cuando el gesto se anticipa a la palabra torpe, que ni aún multiplicada tendrá la fuerza de un conjuro que la espante o la disuelva…
Cuando el gesto revela, asoma su nariz, nos hace un guiño de luz intermitente…

Entonces vendrá el desasosiego.
La duda acerca de la duda.
Esforzarnos por creer en la palabra y no en el gesto que siembra la sombra.

-yo vi la luna.

-te digo que había sol.

-pero yo vi la luna…

-te habrá parecido.

Y vos sabés que me quema la sombra.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

15 comentarios

Mon -

ídem, greg.
besossss

GreGori -

A mí me gusta dejar que mi subconsciente obre a su antojo. Las explicaciones, las busco después :-) Besitos

mon **aún aquí** -

bart:
sí, estoy muy bien :)
besitos

nada:
la duda es rarísima en mí.
muy, muy rara.
o sea... tengo dudas tan instaladas que ni las advierto: aquello de "no sé... no sé de mañana, no sé tantas cosas de mí, etcs".
la no certeza.
pero hay dudas como tumores, te toman la cabeza; esas no me las banco.
besotes linda.

muralla:
sí, de eso hablo, de las que se instalan en el cerebro y las rumiás todo el día.
son dudas que me enmudecen.
y estoy de acuerdo en aquello de sopesarlas, y en todo caso, dejarlas ir.
hay dudas dañinas,
pero una persona puede ser -en nombre de esa duda-, más dañina que la duda.
eso no va conmigo.
no mientras me de cuenta.
besitos carmiña.

muralla -

No me gusta ese punto, ese determinado momento en que la duda se instala en el cerebro, y mucho menos si se apodera tan deliberadamente de ti que se manifiesta a borbotones en palabras. La duda debe ser siempre pensada, analizada, sopesada, y si no adquiere determinado peso deshechada.
Un abrazo. Muralla.

NADA -

La duda es invasora, entra sin permiso. ¿Y si te dijera que a mí me gustan las dudas? Y me gustan porque la certeza me mantiene quieta, sin embargo la duda me hace moverme y descubrir cosas. Claro, como todo el mundo, hay ciertas cosas de las que no me gusta dudar.
Un besito Mon :))

nemomemini -

Mon... me alegra saber que estás bien.

Muchos, muchos besos :)

mon **que se va, ¿o que vuelve?** -

estoy en cyber, esta noche salgo para BA... en algún momento me conectaré desde el cemento... pasaré por sus blogs, etcs.
besitos a todos.

mon -

bart
cuando encuentres la fórmula, a mí no me la pases...
creo que es mejor convivir con ciertas dudas.
¿leíste "la tienda de las verdades", de Mello?

yo quiero poder seguir durmiendo.

besos mi faro.

mon -

jajaj me hiciste reir glup.
tengo predilección por el gallo,
las gallinas seguirán sin nombre.
¡¡ay que esta mañana me levanté de la cama y antes de desayunar fui a alimentarlos... me sentía caroline ingalls!!!.

mon -

hola luis:
cuando consigas captar ese instante difuso y primario, vas a comunicarte con vos mismo y con nadie más.

las palabras no están mal, claro que no, pero a veces no sirvan más que para oscurecer.
una cosa es una pregunta, otra muy distinta "la duda" que no permite preguntas, o sea, no permite palabras, por que íntimamente sabés que no creerías en la respuesta del otro... o lo que es peor, "tratarías" de creerle -descreyéndote-

no sé si fui clara, pero bue´,usted es psicólogo, no le voy a andar haciendo las cosas fáciles ;))
besotes.

nemomemini -

Resulta turbador pensar que, partiendo de un punto, el número de lugares a los que puedes ir crece hasta donde tú quieras en múltiplos de dos.

Normalmente eliminamos el 98% de las posibilidades de un modo premeditado. El resto, lo que nos queda, es el campo en el que crece la duda...

Esta formulación, quasi matemática, debería tener una continuidad y un sistema coherente para despejar todas las incógnitas una vez identificadas. Si se me ocurre, te lo cuento, no lo dudes.

Besos, mi tesoro austral. Pienso en ti ;)

gluP -

Un gallo llamado orgullo y cinco gallinas sin nombre.
Eso si que es una declaración.
¡Guapa!

Mon -

hola glup
claro que no contaría más.
hay cosas que me guardo deliberadamente.
en parte porque dudo de mis dudas.
merlo me sienta bien, pero no creo que en lo literario.
aquí me cuesta mucho escribir.
tal vez me falta ese toque de sufrimiento que me genera BA.
¿qué podría contarte?
¿que estoy haciendo máscaras en papel maché, que sigo pintando para vender, que mi cabaña va preciosa, que hoy inauguramos un gallinero? -sí, el gringo hizo realidad uno de mis sueños infantiles: criar gallinas-
ya tengo mi gallo, se llama orgullo.
y cinco gallinas sin nombre.

un beso
mi pedro.

Luis -

¿Y cómo llegar a la emoción anterior a la palabra, al sentimiento que todavía no ha sido etiquetado, al pálpito anterior a la sensación?. Cuando consiga captar ese instante difuso y primario, seré capaz de comunicar con alguien.

Pero en fin, tampoco hay que ponerse muy dramáticos: las palabras tampoco están mal ;-)

Glup -

Además de todo, crea una emoción.
Con abstracción de lo que dices, el cómo crea emoción.
Y no hace falta que cuentes mas.
Merlo te sienta bien (al menos en lo literario).
Ahí tanto calor y aquí tanto frío.
Para pensarlo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres