Blogia
VOLVERSE HUMANO

Recuperando.

Recuperando. Estoy pagando deudas. De la clase que se salda con dinero.

-¿Cuánto te debo? Tomá. Gracias por bancarme.

-¿Cuánto debo? Aquí tiene. ¿Dónde firmo? Buenos días.

Acabo de vender el terreno de la discordia. Mi monedero engordó abruptamente; y abruptamente está poniéndose en línea. A medida que pago…
Pagar… para no tener que pagar con otra cosa, decimos los analistas.
Pagar para tener. Que no es restar.
He sumado aire, una distancia que ya no es simbólica: derribé la medianera, se cortó el cordón, un dueño ha nacido.
Lástima el dueño.

-¿Estás contento? (Yo, que no paré de hacerme la graciosa durante la firma del boleto. Tantos hombres meticulosos, frunciendo entrecejos, carraspeando, revisando cien veces mis tres famélicos papeles, constatando otras cien mi número de documento -juré que era yo, hace treinta años, pero yo- que le voy a hacer, nunca perdí mi DNI, nunca tuve que renovarlo y ahí estoy… con rasgos de adolescente hippie, las cejas finitas, sombra blanca enmarcando ojos más oscuros, una tez más pálida, pelo lacio y raya al medio, con escasos 45 kilos, 18 años, y cara de “todavía soy virgen” -¿saldrán en las fotos las mentiras? Ay que miedo. Susto, siempre susto. El puto susto.)

-¿Perdón? ¿Contento?

-Sí, si estás contento con el terreno… ¿viste que hermosa arboleda? Son Tipas centenarias…

-Lo lamento por los árboles, pero no pienso dejar ninguno. Quiero construir una casa grande.

-Ah. Es que yo lo compré con tanto amor... por los árboles, digo. (¿Por qué las mujeres hacemos comentarios que suenan tan estúpidos y sin embargo no podemos evitarlos? ¿Qué suponía? ¿Que lograría conmover al gigante de barba y cara de no me rompas las bolas nena / mejor no te metas conmigo / qué me mirás eh?, eh?).

Cuando salí de allí, un amigo me preguntó lo mismo: “¿estás contenta?”. Y no, no era alegría. Era plata. Dinero.
Billetes.
Y así… cobrando y pagando logré recuperar mi auto -a un año del accidente-.
No, Glup, aún no era tu namber uan en el top tin de los blogs.
Me senté al volante como novata. Otra vez los 18 y el puto susto de copiloto.
¿Dónde estaban las lucecitas?, ¿cómo se manejaba la computadora???, y la reversa, ¿cómo se ponía??? ¿por qué no anda el control a distancia del equipo de audio? Ah cierto, es verdad… tuve un accidente, a mí no me pasó nada… pero a mi auto sí. Estuvo cinco meses en terapia intensiva y yo pidiéndole que suba el volumen desde el volante. O que se apaguen las cuatro luces del tablero.

Secuelas.

¿Será verdad que a mí no me pasó nada?

Secuelas.

Mi auto y yo tuvimos un pequeño diálogo, intercambiamos algunas caricias e hicimos un pacto de mutua confianza.
Entonces puse primera, lo saqué del parking; y dejamos que el sol del mediodía nos caliente los motores; con Miles y Chet sonando en la compactera.

@ witchcraft - miles & chet
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

24 comentarios

Odalys -

malamigabruja... :(
Te dejo besos y un halón de pelos :)

Mon -

ahhhhhh ¡me atrapaste! (esto va para luis)

besos dulces

Mon -

seeeeeee
¿y viste las fotos siniestras que pone?
para mí que es algo perversón.

Odalys -

Pero un huesito muy sabroso y duro, así que el que se atreva que prepare la dentadura :)))

Eso, enamorado, debe estar haciendo las veces de cocuyo... que bueno que no se pase por aquí, qué chisme... :))

Mon -

¿viste lo de luuuuuiiiiissss????
¿qué le habrá pasado?????
para mí que se enamoró.
o el humo azul está viniendo espeso...
extraño el hábitat... al menos contestaba.
oscuro oscuro está nuestro amigo, pero delicioso como siempre.

linda odalys, ningún barba azul cambia.
a ver si te enterás :)
nada de mucho amor.
no-cam-bian-

serías un huesito más.

besos.

Odalys -

Sí y lo entiendo mejor con todos los temas que ha sacado Luis, cuando era claro y ahora que le dió por ser oscuro... sobre el barbas...
a lo mejor me hubiera pasado lo que a sus esposas pero siempre me parece que con mucho amor se puede cambiar.

No fumes mucho, mejor mejor muérdete un dedo :)))

Mon -

ah, eso es lo bueno de las puertas.
son mejores que los muros... menos seguras, pero mejores.

claro que hay cada puerta...
¿leíste el cuento de barba azul?
;))
besos linda lalita.

Odalys -

Yo solía seguir mi camino en silencio, a veces aún lo hago. Ahora, como voy creciendo (de edad, que de tamaño, sigo pa' abajo) pues me hago más refinada y cada vez me cuesta menos, mandar a los molestones AL CARAJO!
:))))
Pensando en eso de las piedras y en las preguntas... cuando nos quedamos en el "por qué" es una forma de poner la respuesta en otro sitio, mientras que el "para qué" obliga en cierto modo a mirarse adentro y preguntarse "y ahora, seguirás llorando o te vas a decidir a crecer de una vez?" o algo así. Me ha ayudado mucho, sabes? Pero todavía tengo más dudas, cada vez que abro una puerta aparecen muchas otras. Besos :)

Lalita -

¿Y ahola chinita tenel complejo de chimenea? :)))

Mon -

me temo que sí, oda.
serán inevitables las secuelas.
en esta vida... -que es la única que recuerdo- (ayyyy dios, acabo de encender dos (2) DOS cigarrillos.
y los tengo uno en cada mano.)..... decía, en esta vida, todo tiene un para qué.
(estoy apagando el que me sobra).
no recuerdo con quien hablaba del asunto de cambiar nuestra forma de pregunta "típica": "¿por qué?" por otra: "¿para qué?".
ah, resulta más reveladora... deja menos margen al acomodo.

entonces... cada cosa sucede "para algo", no "por algo".
y las secuelas, como vos llamás y a mí no me gusta porque suena a accidente de tránsito; será "aquello" que tenías que saber... aquello que tenías que aprender.

yo tampoco soporto los chantajes emocionales.
no dudo un instante en mandar a la mierda a quien sea.

besos linda.

Odalys -

Tengo un amigo que una vez me dió este consejo: "No te olvides, no hay deuda que se pague con los sentimientos".

Prefiero tener las cosas muy claras y de deudas prefiero que los números estén claros. No soporto los chantajes emocionales ni las deudas de gratitud. Si damos cariño, afecto, hacemos algo por otro, mínimo no debiéramos esperar nada a cambio. Es nuestra parte, de la del otro que se encargue el otro.

Mon, si cada cosa sucede por algo, ¿serán inevitables las secuelas?
Besos :)

Odalys -

Dichosa tú, cuando me compre un auto yo solita, procuraré que venga con chofer y que recite y cante :)))

Mon -

kika:
una confesión que puede descalificarme por completo:
cada vez que compré un auto, lo único que parecía importarme (porque sólo preguntaba por eso), era la clase de equipamiento de audio.
del resto, que se encargara otro... siempre tuve algún hombre cerca que preguntara sobre caballos y cilindradas y esas cosas de las que no entiendo tres carajos.

el equipo del auto se averió, como se averió en un 80%.
pero creo que fue una de las primeras cosas que hice arreglar.
¿y a que no sabes que?
cuando lo puse en marcha, hace dos días, fue lo primero que probé... con miles y chet, que menos.

besotesss

Kika -

Al menos en las secuelas el auto no apareció una falla sonora, la vida con soundtrack sabe mejor (¡y tu elegiste nada menos que a Miles y Chet! De ponerle soundtrack a mi vida, elijo también algo de jazz).
Es siempre un gusto leerte, Mon.

Besos musicales.

Mon -

carmiña:
ya empezás a darme miedo.
sos profética, mujer.
te lo dije, yo te siento así... y cada cosa que me has dicho...
bueno.
para qué agregar palabras, si la cosa no viene por ahí.
besos enormes.

Mon -

joan:
nada que vale es gratis.
y hay cosas por las que no puede pagarse; ésas sí se llevan un trozo de tu corazón.

besets

Mon -

nada:
sí, pagar para no seguir perdiendo, para no pagar con el cuerpo, o para recuperar.
no es quedarse con menos.
es quedarse con lo que uno necesita.

que curioso lo que puede despertar un comentario sobre una foto.
los recuerdos se encadenan, nada.
el tuyo también me hizo recordar a mi papá; pero eso te lo cuento por mail, jamás lo escribiría aquí.
en un rato te contesto ;))

besos!

Mon -

angel:
linda, no entendí lo de los kilos ;(
el logo? no tengo la menor idea.
lo tenía en mi archivo, me sorprende la cantidad de cosas que una es capaz de guardar... ni recuerdo cuando me enamoré de esa imagen.
en la resolución original se ve impresionante, aquí se escapan detalles.
besotes.

PD: no puedo entrar a tu blog.

Mon -

greg:
no, lo del terreno (la venta) fue una gloria.
triste fue lo anterior.
y triste es la cara del dueño.
yo, feliz.
además esa venta coincide con la inauguración de mi cabaña, con una propuesta de trabajo (comienzo a escribir para dos revistas locales) más mis propios micro-emprendimientos que me dejan más placer que dinero... pero como tengo la dicha de hacer solo lo que me gusta, todo bien.
ahhhh y voy a poder viajar!!!!!
(¿cómo sabés que donde puse el pie no es donde soñaba?)

¿perderme?
me encanta.
y que me pierdan, mucho más :))

muralla -

Y ¿Qué importa lo que pagamos? Lo único que importa es lo que conseguimos...y tú lo conseguirás todo, ya verás...
Besos. Muralla.

joan -

Siempre tenemos que pagar con algo, aunque lo que paguemos nos cueste un trozo de nuestro corazón quizas para el necessario viaje para el deseado cambio y recuperar en unos momentso esa carita "aún virgen" dejandose acariciar por el aire. Besets

NADA -

Me ha gustado lo de "pagar para tener" Creo que es cierto, ya que pagar nos hace recuperar...

Aquí se renueva el D.N.I cada cinco años a mi edad, cada diez hasta los cuarenta. La foto que tengo en el actual, es del mismo día que murió mi padre... De vez en cuando la miro, en ella se refleja algo que le dije a mi padre horas antes de morir, ya que no nos parecíamos nada y ahí le veo a él..."Siempre estaremos juntos, le dije, y ha sido cierto...

Tu post me ha traído ese recuerdo a la memoria

Besos :)

Angel -

En mi identificación oficial, yo también tengo cara de "todavía soy virgen", lo más divertido es que lo era. Por una razón burocrática me tomaron la foto sin ser mayor de edad: 17 años. Y tenía 7 kilos más que ahora (era normal entonces, 47 kilos no son tan normales). Por cierto, ¿el nuevo logo de VH es acaso una foto de un mural de una universidad de México?... el escudo de la tribuna se parece sospechosamente al escudo de mi universidad...

GreGori -

Es triste lo del terreno... Pero supongo que la vida no está exenta de ese tipo de decisiones. Aun así te noto relajada. Consolidando las huellas de los pasos que das, reafirmándolos, simplemente porque pusiste el pie ahí, donde decidiste hacerlo (aunque no fuera donde soñabas hacerlo)
Bueno, lo positivo: conducir y perderme me encanta. Seguro que a ti también.
Al menos, lo de perderse :-)
Besitos
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres