Blogia
VOLVERSE HUMANO

Él quiere mi pedazo.

Ojalá no sea verdad mi complacencia.
El gordo de mi sueño era gordo porque se había alimentado de personas que conozco. Todas en sus rasgos, todas. Conformando esa masa informe que me dice “me encantás”, “me fascina tu mirada”; mientras con sus pupilas rasguña hasta lo más profundo de mis entrañas. Y yo lo complazco: enciendo mi mirada para encandilarlo, para fascinarlo –aún más- porque sé que con la mafia no se jode. Mejor que me ame. Mejor hacerle creer que me derrite su confesión. Tendré que ser astuta, medir cada paso; que no se de cuenta…
El gordo tiene su base de operaciones en la terraza de mi vivienda. La de mi infancia.
Cuidado Mónica, esos hombres oscuros, los que adivinás en el interior de la enorme camioneta; los secuaces del gordo, los que todo lo saben, quieren su pedazo: tu cabeza.
Sí, sí. Tendré cuidado. Casi se la llevan. Vaya si casi se la llevan.
Tuve que forcejear –ayudada por cuatro personas- para que mi cabeza quedase en su sitio. Creo que está entre los hombros; sostenida por el cuello, o al menos allí la veo cuando me miro al espejo.
Claro que con el forcejeo se cayeron unas cuantas estanterías. Aún no hice el inventario de los daños.
Todavía no puedo. Todavía duele.
Yo preferiría que me maten con la indiferencia.
Pero me disparan con mentiras enloquecedoras.

-Ni en una película-. Dice mi amiga.

-Espero reponerme.- Digo con fuerzas del grosor de un hilo.

-Vos siempre te repusiste.

Gracias por recordármelo. Fui repitiendo esas palabras durante todo el viaje de regreso. Como un mantra. Yo siempre me repuse. Yo siempre me repuse. Yo siempre me repuse.

El gringo se apareció por casa de madrugada. Se calzó los jeans, puso gasolina a la camioneta; y sin comer ni dormir; manejó durante trece horas hasta llegar… hasta llegar. Se desplomó. Fue a buscarme aún sabiendo que tenía pasaje para viajar… un día después.

-Y ni un día más. Dijo.

Al día siguiente partimos. En realidad, todo lo que yo hice fue una valija. El resto lo hizo él. Hasta pensar por mí.

Miren lo mal que estaré, que lo dejé pensar por mí.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

20 comentarios

Mon -

hola berenice
gracias por pasar a ver mis fotos, y no dejes que luis te sugiera muchas cosas ;)
el perro verde también es mío, y zafiro: un gato completamente negro.
no te preocupes, el cascabel de luna no suena a cascabel... no suena.
respecto a mis circunstancias... soy una persona que podría calificar como "asertiva", soy de las que toman decisiones y algunas radicales, he tomado decisiones muy jugadas en mi vida.
pero hay circunstancias que no pueden cambiarse, sólo aprender a convivir con ellas.
y a veces no se puede ni siquiera éso.
el camino que quiero transitar lo encontré hace unos años... pero no es un caminito recto, tipo autopista, no podría.
tiene sus desvíos, atajos, y calles sin salida.
;)
besos berenice.

Berenice -

Lo de la cama va por los gatos... Por cierto, si quieres hacer un favor a tu gata, quítale el cascabel. He tenido tres gatos (dos fallecieron hace tiempo por diferentes enfermedades) y siempre me aconsejó el veterinario que no se lo pusiera. Me decía que les volvía locos el sonido constante. Yo nunca les puse collares. Su libertad sólo la ataba con mis caricias. Y no me ha ido mal con ellos. Mejor incluso que cuando tenía cadenas invisibles que me ataban mucho más... Que te mejores, querida.

Berenice -

Hola, querida y desconocida Mon. He regresado de una pelea con mi progenitora. Cosas que pasan cada vez que voy a su ciudad a visitarla, nada del otro mundo, pero j... Y despues de varios días de ordenador apagado, he venido a ver que tal estabas. A traves del consejo de Luis he visto tus imágenes. ¿Quién puede estar triste despues de ver esas preciosidades? ¿Tu gata se llama Luna? El mío, de igual raza y color es Fox. Y al igual que tú, permanece en mi cama más de lo que es recomendable.
No sé mucho de tu circunstancia, pero no importa. Lo que sí es importante es salir de ella y cambiarla si se puede. Nada de amargarse. Yo he pasado por más de un orfidal y algún valium. Pero eso no me solucionó nada. Mis decisiones fueron las que me pusieron en las manos el rumbo actual de mi vida. Espero que encuentres el camino. Doloroso es, te lo aseguro, pero merece la pena. Y no piense que no se acaba nunca el martirio... ¡Se acaba, palabrita de Snoopy!
Un beso enorme, por tener la capacidad de emocionarme sin conocerte...

Odalys -

:)))
Reaccionar, reaccionar... entiendo de eso... y me alegra mucho. Las cosas siguen ahí, con no pensarlos no se solucionan los problemas, pero no se alimentan, así que no se hacen mayores. Con pensarlos te sueles meter en sitios feos o es lo que me pasa. No me lo propongo, Mon, sentirme mal por las cosas, pero pasa, otras alegrías me hacen ver desde otros ángulos que se puede si uno tiene ganas, pero otras tristezas también me entristecen. Tal vez por eso soy un poco payasa, me gusta la risa y me encanta cuando todos sonrien aunque sea un poquito, es de las cosas a las que no voy a renunciar porque también he recibido muchas sonrisas y muchos abrazos, incluso de gente que ni lo sabe, pero tú sí lo sabes, verdad?
Poquito a poco... muchos besos :)))

Mon -

joan:
del dolor pasé a la rabia.
eso ya es un paso.
de la rabia estoy pasando a la no-rabia.
implica dos pasos más.

gracias joan,
besets.

joan -

El contarlo así un poco des de la lejania ya es un paso, visionar el daño mismo como si fueras un espectador y no el protagonista ya supone un esfuerzo y un progreso. Besest mon. Descansa y repon tu bella cabecita.

Mon -

gracias kika, evidentemente y a pesar de las diferencias horarias, estamos on line ;)
mis pensamientos se han corrido de lugar para dar paso a otros pensamientos, más sensatos.
y merecidos.
besos, gracias

Kika -

Mon,
A veces el espejo es engañoso. Sugiero atar tu cabeza con una mascada y hacer fuerte un nudo en tu barbilla. Tal vez los pensamientos no se escapen tan fácil, tal vez se sientan cobijados y quieran pensar contigo.

Un abrazo a ese gran corazón tuyo. Ya te repondrás. Ya te repondrás.
Besos.

Mon -

gracias greg.
pero estoy volviendo...

un beso

GreGori -

Un abrazo.
Es de las pocas veces que me dejas sin palabras...
Sólo con sentimientos.
Para ti.
Besitos

Mon -

magda:
gracias,
muchos besos para vos.

oda:
1. no, no se mide nuestra fuerza por el miedo del otro.
2. ese gordo está muerto de miedo, sí.
3. me quemé pero no por jugar.
4. hace rato que sé que no tengo el control de casi nada, pero yo no me puedo dar el lujo de perder el mío.
5. soy más vulnerable de lo que suponía.
6. mi dragón tiene más cabezas que mi diosa favorita.
7. los caballeros andantes existen.
8. te quiero mucho y no te pongas mal por mí, hoy tengo un día mucho mejor.
besos linda.

Odalys -

Espero que sí, confío en que sí, quiero que sí.
¿Acaso se mide nuestra fuerza por el miedo del otro? ¿Y qué tal si ese gordo se muere de miedo y es lo que le aparenta fuerte? Jugar con fuego quema, no importa quién parezca vencedor, todos nos quemamos. Quizás por gestos, miradas... instantes que hacen creer que tenemos el control y así lo sea, pero tenemos también algo por dentro que nos dice "no eres tan fuerte, te van a descubrir", entonces aunque cierres los ojos, salen las dudas por los poros.
Y por más que alguien, otro él/ella venga en auxilio, sabemos que estamos solos, pero es bueno y da fuerza que al menos intente un rescate; incluso en esta época donde los dragones no son tan visibles pero tienen igual muchas cabezas y un aliento que quema. Pero esos dragones hacen posible que aún existan caballeros andantes aunque vistan jeans y viajen el mundo por un minuto de abrazo.
Un abrazo fuerte :(

Magda -

A veces es muy rico que alguien piense por ti querida Mon, en determinados momentos.
Estoy totalmente seguro que en menos tiempo de lo que es imaginable estarás totalmente repuesta.
Muchos besitos.

Mon -

bart:
es una suerte cuando las cosas ocurren como en las películas (estás en medio de un lío, viene alguien, rescata a la chica y la devuelve al paraíso).
pero esa frase: "ni en una película", es real.
lo que viví fue un infierno... y me habré quemado por dentro, no lo sé.
pero en este momento, nada es una suerte, no puedo apreciar las diferencias.
sí, sigo mal.
ojalá el cielo ayude.
besos.

nada:
gracias linda.
gracias por todo.
a ver si deja de dolerme.

moonsa:
soy irónica.
puede que en esta circunstancia sea un gesto de salud.
y no, mi pensamiento no descansa... y él es de carne y hueso, como yo... así que no le confío mi rescate.
salir de ésta es mi tarea... una mete la cabeza en la boca del león... entonces me jodo.
alguna vez tengo que aprender que las "súper- mujeres" no existen.
no existen moonsa.
ni permitas que otros lo crean.
besos (escribime y contame)

buades:
no edité tu foto porque desde esta máquina no puedo, o hubiera encabezado con ella este post.
me emocionaste.
... y sí, lo incierto cabe en mí.
tu P.D. es fatal.

oda:
yo siempre me repuse.

brujita:
te diría lo mismo que a bart.
no fue un detalle... está loco.
o no estaría conmigo.
besos para vos.

Bruixeta -

A veces relaja dejar que alguién piense por ti...confianza plena...dos en uno...aunque solo sea por un día...xa que tu cabeza deje de dar vueltas...Qué detalle que fuera a por ti...Mil besitos

Odalys -

:(

EB -

-Vos siempre te repusiste.
-Vos siempre te repusiste. -Vos siempre te repusiste. -Vos siempre te repusiste. -Vos siempre te repusiste.
(y es cierto, porque lo incierto no cabe en ti).
P.D.estoy vigilando a un distancia prudencial.

Moonsa -

Sabes esa última frase es tan genio y figura tuyo, que creo que casi sin darte cuenta ya te estás reponiendo ;).
A veces es bueno dejar descansar el pensamiento y que alguien en quien confías totalmente te 'rescate' a todos los niveles. Mon esta noche he soñado cosas muy raras, y en el sueño era una especie de super-mujer y tus propias palabras me hicieron recordar el sueño. Ya te contaré, porque es algo curiosísimo. Un beso grandote y cuídate mucho :*****

NADA -

Seguro que sí... Te repondrás...

Un abrazo Mon

nemomemini -

Y sin embargo, es una suerte tener quien piense por ti cuando lo necesitas, quien vaya rescatarte sin perder un minuto. Es una suerte porder volver a ese sitio que es ya tu sitio.

Cuídate, tesoro. Las heridas sanan antes si estás cerca del cielo.

Muchos besos :)
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres