Blogia
VOLVERSE HUMANO

Buscando antorchas.

Ayer fui a casa de mi madre –qué lindo es verte-, me dijo. ¿Ven? Kuan Yin funciona. Mientras preparaba un margarita (trago favorito de ambas), dejó sobre la mesa unos papeles:

- Pensaba mandártelos a tu casa de Merlo (la casa del Gringo). Es una lectura que te va a ayudar en esta crisis existencial.

- Ah, bueno… no sabía que estuviera cursando una crisis existencial…

- Sí. Son cambios muy fuertes-. Sentenció.

Me tomé el margarita sin chistar. Cambié de tema. Mi mamá es muy susceptible, mejor no contrariarla. Además… ¿cómo discutirle que mis cambios son muy fuertes? ¿y la crisis? ¿cómo la escondo? ¿a dónde la pongo? ¿de qué me disfrazo?
Otro disparo certero, pero esta vez –la que hablaba- era su parte amorosa, aquella que de vez en cuando me hace sentir “su hija querida”.
A veces hay teta, sí.

Mientras ella preparaba el almuerzo, me fui a la cabaña… (“tu casa… decí que vas a tu casa… pero mami, a veces ni sé cual es mi casa, y si tuviera que decidirme por una, mi casa es mi departamento de Martínez… bueno, es lógico que todavía seas una trashumante, yo también lo fui; pero no se puede estar así toda la vida, en algún momento vas a tener que arraigarte en algún lugar… todavía estoy lejos de arraigarme aquí, tengo momentos en los que ni siquiera sé si quiero estar aquí… es simple, te vas a Buenos Aires las veces que lo necesites… pero mamá, tampoco puedo subirme a un micro según mis cada-vez-más-cambiantes-estados-de-ánimo… ahhh, a eso quería llegar, vos tenés que trabajar tu emocional, estar en armonía para disfrutar ese lugar bellísimo que es TU CASA, porque entonces ¿para qué tanto esfuerzo? ¿cuándo vas a quedarte a dormir aunque sea una noche?... hace frío en la cabaña, y me duele la cabeza”)… y así llegué a “la cabaña”, con palabras/ verdades girando como calesita y mi música –la de adentro- triste. No encuentro forma de sintonizar otra melodía.

Abrí la puerta y allí estaba mi desorden: el más largo -en el tiempo- que yo recuerde. He armado y desarmado casas en veinticuatro horas, solía ser de las que no se sentaban hasta que no estuviera el último clavito puesto; no podía concebir esas publicidades que mostraban a la gente tomando café sobre canastos de mudanza. Y encima sonreían. Y se iban a dormir.
Miré lo que ya está; y miré lo que todavía no… sabiendo que mañana, pasado mañana, la semana que viene, seguirá formando parte de “lo que todavía no”, porque no pienso mover un dedo. No tengo ganas. Sencillamente no me importa ese desorden, me tiene sin cuidado, lo miro con curiosidad: ¿alguien está llegando? ¿alguien se estará yendo? Habría que adivinar.
Me puse a armar mi nueva computadora –que no tendrá internet- y descubrí con mucho placer que el vendedor tuvo la ocurrencia de grabarme unos temas. Evidentemente, nos gusta la misma música. Supongo que me iluminé, sonreí, me encantó la sorpresa. Hasta que… (siempre hay un hasta que)… sonó un tema de Quince Jones: “brazilian wedding song”. No tengo a nadie que haya pasado por mi vida que pueda asociar con esa música. No me explico porqué me conmovió tanto, pero me dolió hasta el alma; un dolor dulce, profundo, añorado. Como si esa música le diera cuerpo al amor, como si alguien, en ese precioso instante; pensara en mí con todas sus fuerzas.
Entonces lo dejé sonar una y otra vez, y se consumieron no se cuántos sahumerios, ni cuantos cigarrillos; ni cuantas lágrimas. Abrí el word y escribí tres palabras. Las primeras allí. Le saqué una foto al monitor. Una foto que no vería nadie, que no sería para nadie. Como esas tres palabras. Que borré.

Cuando me iba, me detiene una niñita en el camino.

-¿Usted es la dueña de esa cabaña?

- Sí.

- ¿Y qué significa Baba Yagá?

- Es como la pachamama-. Le contesté. Cortante. No tenía ganas de hablar con niños.

- Mentira. Era una bruja mala que se comía niños-. Dice ella.

Me di vuelta.

- NO era una bruja mala ni se comía niños.

- Mi mamá me dijo eso.

- Decile a tu mamá que lea bien el cuento. Yagá no se comió a Vasalisa. Yagá le enseñó algo muy importante, ¿sabés?

- ¿Qué?

- Le enseñó a ser valiente. Hay personas que no tienen más opción que ser valientes. No pueden elegir otra cosa.

Me miraba. Dudando.

- Bueno, chau.

Me dijo mordiéndose el ruedo del vestido.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

46 comentarios

Alex -

Baba Yagá es la madre de Yoda. También es prima hermana de Jar-jar Binks. Hubo un cruce entre Tribilín, Clarabella y los ancestros de Baba hace milenios y de ahí salió todo el enredo.

Odalys -

Sí hay "mientras tanto", es que "surgió" pero no me gusta :)

Oda -

Pues sí, pero tampoco hay "mientras tanto" disponible, si lo mío es de terapia, que te lo digo yo :)) pero no con psicólogos, noooooo!
Bart no sel tonto, pudo bajal hasta el Calibe pelo no, quiso seguil de lalgo pa' vel a kachuchita :)))
Para los de mi tierra "coger" no significa nada más que "agarrar", "tomar" pero te entiendo y no le creo a Benedetti, sólo que me gusta esa sensación; no creo que mis raseros sean realmente altos, pero reconozco que en su simplicidad resultan complejos. No necesito razones para llorar o para reir, no me gustan las condiciones para amar o ser amigos.
Muchos besos para tí, brujilda preciosa :))

mon -

baaarrrttttttt!!!
¿y san bermudo o como se llame?
no te vayas lejos :(
besos tesolo mío.

oda:
¿y por qué vas a necesitar terapia? yo no te veo para nada confundida, no encontrás lo que querés; no es que no sepas qué querés.
una sabe cuando "achicar las exigencias", y cuando no.
la diferencia entre estar un rato con alguien, pasarlo bien; o que eso no te alcance porque ni es la persona ni es la relación que necesitás.
pero... yo sigo pensando que el "mientras tanto" tiene su valor, no hay por qué quitárselo, ni por qué privarse de un momento amoroso, aunque no sea "mágico", ni vueles, ni choquen los planetas.
no le creas tanto a benedetti, ni a ningún escritor... podrás no tener nada mejor que palpar que tu cartera; pero no podés suponer que benedetti nunca cogió por coger.
te voy a bajar de un hondazo :)
besos mi linda sirenita.

Odalys -

Y a ver si el antispam no me lo borra esta vez >:)
Primero decirte que no sel tonta pelo no encontlal nada mejol que palpal :( que prefiero los polvos sin ácaros aunque no sean mágicos, pero ni mú, ningún donante disponible, de lo que se pierden :))
Que mi papá tiene una voz preciosa y me hacía pasar unas verguenzas enormes cantando por la calle al pasar al lado de la gente sólo por verme colorada y decirle entre dientes apretados "cállate papi, que me haces pasar pena" y él comenzar a reirse con todos sus dientes mientras la gente me decía "qué lindo canta tu papá". Sabes? supongo que por eso él me dice a mí "papi", además de "monguilina" :)
ok, todos sacamos cuentas porque sobre todo luego de recibir ramalazos ya buscas más en la mirada y en los hechos que en las palabras que dicen. Te cuento que las decepciones llueven a colores, pero no me da la gana, así a lo bruto, de aceptar lo que quede, de relaciones a media, de ratitos libres, de cuando tenga tiempo o ganas o no quede otro disponible; que como el poema de Benedetti "...por más empeño que ponga en concebirlo, no me es posible ni tan siquiera imaginar que pueda hacerse el amor más que volando..."
Si necesito terapia, a la órden. Besitos :)

nemomemini -

¡¡¡¡Monsitaaaaaaaaa!!!! Me he mudado a Titán por unos días, mi casa está imposible. Chinito Balt habelse malchado a la Patagonia pala que le de el viento flesco del sul.

Te mando besos, en manojitos como las flores ;)

mon -

odalys:

¿que palpal tu?
¿caltela?
¿pelo sel tonta, ah?

mon -

Nada:
ohhhhhh linda nada, eso sucedel pol no pasal pol tienda de tonto bal... linda lalita (odalys) hacelte lebaja pala complal kuan yin que sel de látex... ohhhh... sel sabolizada también, y ahuyenta-ácalo.
costal solo 400 eulos, pelo galantizalte polvo tles veces bueno.... lo de bleve, ya no sel cosa de diosa; que sel diosa... no maga.

te quiero!

mon -

hola brisssssssssss
un beso muy, muyyyyy grande para vos :)

mon -

polen:
hola linda, gracias por compartirlo... ahhh... sana envidia (mentira, la envidia nunca es sana), me gusta saber que hay personas, mujeres, como vos y como odalys; que pudieron tener un papá amoroso... en el sentido de brazos y palabras.
con toda seguridad, puedo decirte que MIS MEJORES POLVOS TIENEN MENOS DE UN SIGLO :))))))
besotes

mon *sigo* -

tu pregunta acerca de los padres, cabe para cualquier relación significativa: "¿y ya que estamos aquí, y nos ha tocado conocernos, por qué no sacar lo mejor y compartirlo?"..... y... porque no, porque no me da la gana, porque no me importa más que de mí, y etcsssssss (obviamente, son cosas que no se dicen).
nena, si toda la gente que se conoce y tiene ese propósito (que comparto), lo llevara a cabo, tendríamos un mundo con gente un poquito más feliz, un poquito menos decepcionada, un poquito más esperanzada, y un poquito menos boluda.
por eso creo que hay que experimentar, en el sentido de tener experiencias; no en el sentido de tomar al otro como rata de laboratorio (ahora viene la ratita número uno, ahora la dos, ahora la tres..)... y no importa a quien tengas enfrente, importa tu capacidad de ver, de darte cuenta, de que "compartir" no te resulte caro, de que tu cuenta, tu saldo, no quede en rojo.

besitosss

mon -

oda:
si no aparecías, ya tenías captura por interpol.
me fascinó tu historia: un papá que te mece hasta dormirte, cantando boleros.
vaya... que imagen.
yo me dormía sola, escuchando la radio... y mantuve esa costumbre hasta que me divorcié (la radio bajo la almohada).
vaya... que recuerdos.
oda, linda, socia mía; ¿quién soy yo para querer despabilarte?
ya sabés que pienso: barba azul seguirá siendo barba azul... y NO es cierto que el amor lo pueda todo, no será cierto mientras las personas sigamos pensando con el culo, dañando a quienes amamos o nos aman, destruyendo en un segundo lo que cuesta años levantar, siendo egoístas, cobardes, mentirosos, y ejemplos por el estilo.
no es culpa del amor.
somos nosotros... y nuestras discapacidades afectivas.

mon -

pregunta estúpida: ¿si es un final... es hermoso???
el final hermoso forma parte del "cuento del cuento".
es para niños, ok.
pero entre adultos, bueno... yo no formo parte de las señoras que suspiran.
bere, me parece que si bien hablamos de lo mismo: cuentos... habría que diferenciar el cuento dirigido al niño de aquel que es contado para un adulto.
los cuentos de clarissa no son para niños -hablo de su tratamiento- si no para mujeres idiotas, errantes, ingenuas, apresadas, chantajeadas, golpeadas, robadas, equivocadas... en fin, como para nosotras (bueno, vale, hablo desde mí), que no han sido buenamente iniciadas en la vida, y que precisan del alma del cuento para reencontrarse con su propia alma.

sí, a mí me han contado cuentos eróticos en la orejita, y yo los he contado también; y espero seguir haciéndolo.
también me han contado otra clase de cuentos, y puse la oreja y puse el alma y puse el cuerpo; y nunca van a dejar de dolerme esa clase de cuentos.
que imaginación, tenemos todos... pero coraje para la verdad, muy pocos.
besossss

mon -

bere:
o yo me perdí algo, o creo que enkidu (que supongo ya te contestará) también habla del valor del cuento como herramienta para la vida.
lo que ella y yo sosteníamos -hablando de los cuentos desempolvados por clarissa- era algo así: supongamos que un cuento es un objeto, digamos... un plato de metal... y supongamos que en cien años nadie limpió ese plato, pero pasó de mano en mano, hasta que al final ya se puede escribir con un dedo sobre su superficie... y todos escriben, todos dibujan, todos hacen monigotes... un buen día llega una señora limpita como yo, y decide comprar un buen producto para limpiar el plato porque sospecha que podría ser valioso, y no es cuestión de darle a la viruta.
lo limpia, y oh sorprais!!! era de plata y hasta tenía un sello.
entonces la señora tiene -ahora- el plato tal como originalmente era.
bueno, creo que era algo así... y es lo que yo rescato del asunto de quitarle el polvo al cuento.

creo que a esta altura de la vida, ninguna de nosotras (salvo odalys), habla de finales hermosos.

mon -

acabo de encontrarme con lo de la "prueba de Turing"... suena a test de embarazo... pero por las dudas hagan lo que turing dice.
no sea cosa de que me spaMEEN, que ya para eso vengo bárbara.

NADA -

Puede ser Odalys... ¿por qué no?

Y ya que se toca el tema.. A mí me ocurre lo que a Odalys, soy alérgica a los ácaros, con lo cual se puede imaginar qué polvos son los que me vienen mejor... :P

Aunque duren menos, y aunque a mí lo único que me provoquen los ácaros sean estornudos y mocos... Y no sé si para esto vale lo de: Lo bueno, si breve, dos veces bueno.. No, creo que no... En fin...

¡Pues eso! ;)

P.D.Ni sé las veces que he puesto lo del mes de junio... (¿?)

mon *desde el cyber* -

ayyyy que son todas hermosas, unas diosas, vean.

ahora estoy en el siempreasquerosocyber... y los babasònicos ya me taladran la cabeza.
hace un frio de puta madre... y prometo contestar esta noche, mientras ustedes duermen o tienen polvos que no provoquen asma -lo malo es que el asma dura màs, que injusta es la vida-
;)
besossss a todas

Odalys -

Cuando leí el post anterior y lo comento acá porque es cuando tengo ganas... :) palpé mi cartera, una semana antes me habían regalado un cuarzo rosa en forma de corazón y estamos lejos entre todos y tan cerca y quizás Nada, Mon te sonreía a través de Kuan Yin o a mí a través de esa piedra o son esas cosas las que nos sonríen y nos unen.
Y sí, hay "polvos" gloriosos, los otros me dan asma :)))

NADA -

Y sigo...

Sí, la que estaba en ese escaparate encima de un armario chino lacado en negro era ni más ni menos que Kuan Yin....y desde la acera de enfrente hubiera jurado que me sonreía y me guiñaba un ojo. Al acercarme llena de curiosidad para ver si esto era verdad, lo que me hubiera parecido un signo inequívoco de “llévame contigo”, en un cartel rezaba: Rebajas... Diosa de la Misericordia 380 €. ¡Atiza! Creo que dije en voz alta (mentira, que no fue eso lo que dije, pero queda más fino..) ¡Menos mal que estaba rebajada! Eso sí era divina, como corresponde a una diosa.. Pero claramente, no era para mí, de ahí debía venir el guiño...

Y allí se quedó la diosa y aquí estoy yo, pero para más coincidencia, por la tarde vi otra Kuan yin de plástico queriendo imitar cerámica como de Manises J) en un “Toro- a-un-eulo”, por 3,80 €, que sin dejar de ser la misma diosa, no me inspiró un carajo (léase algo más elegante que en este momento no se me ocurre...) Me quedé mirándola mientras el chino me miraba a mí y le dije: No tienes un punto intermedio? Entonces, al llegar a casa busqué las 108 glorias de Kuan Yin y me puse a rezarlas, que tanta coincidencia será por algo...

La nº 20 dice: Salve! La que es fácil de encontrar... :))

Un abrazo

NADA -

Hola Mon. Paso a dejarte un abrazo, y de paso te cuento una historia, que es un poco larga y no tiene casi nada que ver con lo de los polvos y Baba Yagá, pero...

Ayer al volver del trabajo, enfrascada en mis pensamientos, llegué al cruce de la calle Velázquez con Maldonado –creo que sí- y si no es éste el que da nombre a la calle, será otro de los Comuneros... En la misma esquina hay una tienda oriental por la que paso todos los días...¡Allí estaba! El calor se convirtió en escalofríos y ese rictus como de dolor producido por los treintaytantos-grados-a-principios-de–junio, en una permanente sonrisa que quedó dibujada en mi cara durante todo el resto del día. Quizá un poco estúpida para quien me viera ir sonriendo mientras caminaba yo solita por la calle, pero la sonrisa me encontró a mí, no fui yo la que la buscó...

Berenice -

Rematando la frase de Polen: Y duran bastante menos...

Polen -

¡Ah! Estoy de acuerdo con lo que dicen por ahí arriba, los mejores polvos tienen menos de un siglo ;-P

Polen -

Cuando era chiquitita, mi recostaba en el pecho de mi papi y este me contaba cuentos. Mezclaba todos los clásicos, pero era bonito. Nunca sabía el final, me dormía con la voz de mi padre. Y el me llevaba en brazos a la cama.
Hoy he recordado esos días.
Gracias Mon

Brisa -

Hace días que pienso en tí, y como hoy he decidido pensar un poco menos, he querido pasar a darte un enorme abrazo. Hata pronto.

Oda... de verdad, el último... por ahora :) -

Y me hubiera gustado muchísimo ser madre, equivocarme y aprender. Pero me ha gustado muchísimo ser hija y haberme equivocado y haber aprendido y haber enseñado. Me gustaría haber ejercido mejor ese papel y escuchar la risa de mi madre me hace sentir una dicha increíble.
Con todo mi respeto, una madre, un padre, cualquiera, puede ser un dolor de culo, pero si ya estamos aquí y nos ha tocado conocernos, por qué no sacarnos lo mejor y compartirlo? Creo que en esta existencia nos "elegimos" para aprender y quizás en otro estado de la vida, de otra vida, tomemos otra forma pero quisiera que no se me olvide nunca la mirada y la sonrisa que tienen estos que me tocaron de padres.

Odalys.. cont :) -

Me gusta el final de "La Sirenita" cuando se convierte en espuma, me hace llorar pero también reconocer que no siempre lo mejor es lo que nos aferramos a tener, que por encima del otro, tenemos nuestra propia vida, nuestro propio camino y como la niña de ese cuento de Baba Yaga, son herramientas para seguir andando. Pero también me gustan los finales felices aunque sea como esperanza, como también dice Bere, a la que aferrarme cuando me siento triste porque eso es lo bueno que tienen los cuentos con finales felices, que te dejan un saborcito de que por muy malo que todo parezca, por más tenebroso que se pinte el bosque, incluso de una bestia peluda y feroz; con un beso podemos sacar un apuesto príncipe, porque el amor todo lo puede, si lo dejamos entrar en nuestra vida.
Y sobre las madres... que por alguna razón son bendecidas con hijos aunque no todas merezcan el calificativo de madres en todo momento, pero creo de corazón que si no lo hacen bien es porque meten la pata intentando hacerlo bien, lástima que a veces ellas mismas no alcancen a ver que no siempre lo logran y que no basta con alimentar a su hijo y darle lo mejor, que a veces abrazarle, darle un beso, escucharle, hace la diferencia. Pero lo dicho, nada que el amor no pueda remediar.
Y dejo muchos besos :)

Odalys -

Hola: Me gustan los cuentos, las historias, los poemas, las novelas de amor, los nudos en la garganta, llorar, suspirar, soñar con príncipes azules, deshollinadores, caballos que vuelan, besos, flores... y no quiero menos que una historia de amor completa, intensa, con todito, todo. Y no me salgo del tema, ya lo verán ;)
Mi mamá nunca se supo muchos cuentos, de dormirme se encargaba mi papá y casi siempre lo hacía meciéndome en el sillón grande de madera mientras me cantaba boleros, esas canciones tristes que en la voz de mi papá te sacan hasta las lágrimas del vecino de la otra casa.
Me gustan las historias como son y como dice Berenice, en realidad nada termina, son ciclos y por eso aunque no tropecemos con esa misma persona en nuestra vida, seguimos viviendo y sintiendo, si no nos anclamos a un final.

Berenice -

Por eso el cuento nos enseña a enfrentarnos a nuestros miedos, no a conseguir un final hermoso. Nos enseña a continuar, a pesar de las trampas. Eso, el final feliz, si llega, es la guinda del pastel. Pero ten encuenta que en realidad no hay final, la vida sigue, circular, imperfecta...
Otra cosa es el cuento que inventamos para nuestros hijos. Tengo yo uno de una princesa y un dragón, de lo más simpático. Pero a mi peque no le gustó, no sé muy bien por qué. Luego lo puse en otras manos y lo regalé a otros niños y les encantó. Tal vez por ser ella mi pequeña, por ser para ella, no le gustó. Nunca averiguamos (ni siquiera ahora) por qué no lo aceptó. Esa es la lógica del cuento. A veces llega y a veces no.
Pero, en principio, sirven (en nuestros días) para algo tan simple como para estar unos minutos preciosos junto a nuestros hijos, nuestro amor. Minutos de voz, de calma, de cerrar los ojos y dejarse llevar, sin más, al mundo de los sueños... ¿No es suficiente esa función del cuento? Y quien habla de cuento habla de relato, de palabra compartida: ¿no os han contado nunca un cuento erótico al borde de la orejita, en un susurro, mientras las manos...
Va, que es de día y hay que trabajar...
¿Tu cabañita... es la de Baba Yaga? No me lo creo... no y no.
Un besito y sigo haciendo papeles a mansalva, que para eso me pagan...

Berenice -

En un descansito del trabajo, que me tomo por que sí...

"Para nada sirven" -los finales felices- Sirven, y para mucho. Para algo tan imprescindible como la esperanza. Ver un cuento desde la óptica del adulto es eso, "un cuento". Pero verlo a través del pensamiento y el desarrollo mental de un niño, incluso de un adolescente, es otra cosa. No os olvidéis, mis amigas, que los cuentos con final feliz son los más vendidos. Hay que estar muy preparados para los finales amargos, que son los que suelen darse más en la realidad y en la mayoría de los cuentos "no adulterados"
En la tradición folklórica africana (infinita ella) raro es el cuento con final feliz. La vida es dura, enkidu. Y el cuento nos enseña a enfrentarnos a ella. Y en la vida hay pocos finales felices, te lo aseguro.
(Sigo)

Mon -

hola moonsa
me hiciste reír.
aquí, en merlo, hay una casa que se llama "casa cuento"... te juro que nunca mejor puesto un nombre.
hasta sus habitantes parecen de cuento... de terror.
una vez, con nevenka (la hija menor del gringo) desobedecimos el mandato paterno de "no vayan nunca a ese lugar" (como en los cuentos), y fuimos....
algún día lo voy a contar.
veo que tenemos un club de fans de clarissa... ;))
ehhh con respecto a las brujas (madres o hijas) sirven para tener a quien culpar, o a quien temer, o a quien negar... o a quien... que se yo, lo que se te ocurra.
venimos en todos los formatos y colores.
un besazo.

Mon (sigo) -

respecto a lo que contás sobre tus hijos, me hizo pensar que cualquier mujer (mas o menos normalita) trata de ser mejor madre que su madre, pero al final nos damos cuenta de que en realidad, terminamos haciendo lo que podemos... como seguramente ellas (las nuestras), también hicieron lo que -mejor- les salió (por criticable que nos parezca).
ahora... la mía, alguna cosa habrá hecho bien... digo yo... porque si yo me siento orgullosa de la persona que soy, ¿por qué darme todos los créditos a mí solita?
aunque me haya pasado lo que vos decís: que como madre, traté de ser la madre que hubiese querido tener... y me la tuve que inventar.

sé buena y clarissa será tu madre en la próxima vida... aunque clarissa ya no será clarissa.
:)
PS: es mejor no desear ciertas cosas... nunca se sabe cómo vendrán.

Mon -

enkidu:
mucha sincronicidad, y no en un momento cualquiera; al menos para mí.
aunque suene a frase gastada, cada persona que llega a mi vida (y ya no me importa de qué manera), lo hace en el momento preciso -ni antes ni después- y siempre es para enseñarme algo: algo que se me ha olvidado, algo que no sabía, algo que debo hacer, algo que no debo hacer, y la lista sigue...
es curioso, pero cuando todo "parece estar tranquilo", tampoco aparece nadie especial... mejor dicho, aparecen, sí... pero no resultan significativos "hasta después".
son manos que me tira la vida, sogas, no sé como llamarlo.
antes no me daba cuenta de estas cosas.
ahora puedo mirar hacia atrás y decir "X llegó a mi vida para ayudarme a hacer tal cosa...", y eso nunca deja de sorprenderme, nunca.

Moonsa -

Y ahora cuando intento pensar en ti en la cabaña, veo una casa que se pasea sobre dos enormes patas de gallina :)). Baba Yaga por cierto es un personaje muy entrañable en Rusia. Tu mamá, por otra parte, será que es un poco brujita como son la mayoría de las madres? :)). Veo que Clarissa es muy popular entre las lectoras de este blog. Yo también la tengo cerquita de la cama, por si acaso. Cuándo aprenderá la gente que las brujas no son (somos?)malas?. Un abrazo Mon :***

enkidu a mon -

Tengo muchos recuerdos de los cuentos que les leía o contaba a mis hijos cuando eran pequeños. Cada noche un cuento antes de dormir... he disfrutado esos momentos, aunque a veces empezara de mala gana y como por obligación, cuando acababa y les daba el beso de buenas noches yo también me había pacificado y beneficiado de los efectos del cuento. Creo que haciendo de madre de mis hijos me hice un poco también de madre a mi misma.
Mis hijos aún conservan algunos de esos cuentos como tesoros y hasta hablan de ellos a veces cuando se juntan... con lo mayores que son ya.

enkidu a Mon -

Clarissa... me la descubrió una gallega de rompe y rasga que conocí en internet... me recomendó el libro y tardé en hacerle caso, pero una vez que empecé a leerlo ya nunca lo he dejado, es mi libro de cabecera y de guardia... lo tengo ajado de tanto manoseo y besos y achuchones que le doy.
Si Clarissa supiera cuanto la amamos... supongo que sabe algo, pero ni se imagina cuantas mujeres la hemos leído transidas de gozo y de dolor.
¿Te imaginas tener una madre como ella?... ¿que habrá que hacer para ligar una madre así en nuestra próxima vida?.
Los hijos... yo tampoco los tengo conmigo, están con sus padres y bien están. Aunque sé que es bueno para ellos... les añoro y a menudo los besos y abrazos de madre se me mueren en el aire, sin llegar a su destino.
En los momentos en los que soporto mal mi separación de ellos... leo el cuento de la mujer foca y al final acabo sonriendo.
Yo ya voy siendo capaz de contarme a mi misma los cuentos de Clarissa y creo que la Baba Yaga ya me ha dado la calavera... lo sé porque me tiemblan mucho las piernas.
Veo que hay mucha sincronicidad entre nosotras, mon... para lo malo y para lo bueno... y hay tanto bueno.
Te mando muchos besitos.

Mon (sigo) -

pero a veces pienso "que suerte que me tenga, que suerte que pueda hacerme de mamá"... porque yo no tengo esa suerte... no tengo a quien dejarle papelitos que ayuden... y el haber perdido mi función materna es algo que se dice con palabras pero lo que se siente... lo que se siente no tiene palabras.
y así ando: coja, tuerta, manca.
para el reverendo culo.
necesito una clarissa que me cuente cuentos, que me saque de este pozo.
- enkidu: sabias palabras m'ijita: no hay mejor polvo... lástima que me de tanto por el sexo :)

besos, las amo.

Mon (sigo) -

- amo el magnífico trabajo que se tomó clarissa con cada cuento. leer su libro me llevó seis meses... lo trabajé íntegro... y ahora, que ando pa' la mierda, volví a tomarlo de mi biblioteca.
- bere... ¿acaso la vida no es cruel con los egoístas y con los vagos? ¿más que cruel, no es sabia? ¿crueldad y sabiduría, son siempre cosas antagónicas? vos lo dijiste: "como la vida misma".
cuando la niña del cuento se larga de la casa de la bruja, se lleva con ella las herramientas para poder sobrevivir... y es verdad, cada herramienta le costó muchísimo (pero como dice nuestro venerado JB "nada que valga, es gratis").
y claro que cuando mi madre puede pensar, tiene razón.
tiene mucha razón.
y jode, porque me siento más confundida que a los quince.

Mon *a enkidu y bere* -

a ver niñas:
- a clarissa la tengo muy presente en mi vida.
su libro me ayudó muchísimo a pensar y a comprender algunos de mis sueños.
en todos los cuentos, estoy... y "estuve" mucho, pero mucho, en el de barba azul. estuve taaaanto... que recorriendo una de esas ferias, encontré una llave antigua transformada en porta sahumerio, y la compré (para que no se me olviden ciertas cosas).
leyendo el de vasalisa, fue que decidí el nombre de mi cabaña... y creo que le conté a bere que hice mi propia yagá (con su casa y su mecedora)... y ella guarda cosas mías en su interior (nadie lo sabe).
- bere, lo siento, pero estoy de acuerdo con enkidu.
a mí los cuentos clásicos, tal como vienen, NO ME GUSTAN... de hecho, cuando mis hijos eran chiquitos, los cuentos los inventaba yo.
jamás les conté el de caperucita así como nunca los llevé a ver "bambi" al cine... son finales sin remedio... dejan angustia, dolor, miedos, nada que sirva.

Mon -

hola thirthe:
bueno, no quería que la niñita me viera como "la dueña de la cabaña de la bruja, ni como la bruja de la cabaña que no tiene dueña".
pero no sé si entendió.
bah, que le pregunte a su mamá.
besitos.

enkidu -

Bere... por cierto... sólo hay un "polvo maravilloso" y no es precisamente el que han acumulado los cuentos ;)
¿A que si, Mon?

enkidu a Bere -

Acepto... quiero decir que acepto eso de no ir a ninguna parte, es lo que mejor sé hacer.
A ver Mon... ni se te ocurra apoyar a Bere... ya le hemos dado la botella de Jb... que se conforme.

Berenice -

Que no, Enkidu, que no... que los cuentos deben mantener ese polvo maravilloso que se dopositó a lo largo de los siglos. Si no se pueden convertir en versiones del señor Disney y entonces... lo de Barby y Kent es pornografía pura a su lado.
Buenas noche, Mon querida. Fuiste muy buena al quitar hierro al asunto de Baba Yaga, pero la verdad, la purita verdad, es que Baba Yaga lo que tiene es una mala fama de mucho cuidado. En realidad ella ayuda a los que se portan bien con ella, pero es cruel como la vida misma con los egoístas y los vagos.
Me ha encantado la imagen final, la niñita comiendose el borde de su vestido. Y de lo anterior: ¿No tenía algo de razón tu señora madre? Es que por más que sean nuestras Befandas particulares, en el fondo, muy en el fondo, nos conocen como si nos hubieran parido. (Como conocemos a nuestros hijos) Y tal vez eso sea lo que no queremos aceptar a nuestra edad (la mía al menos)
Y de nuevo a Enkidu: Levanto mi pluma en favor de los cuentos no manipulados. Cuando gustes nos seguimos batiendo en duelo dialéctico de esos que no llevan a ninguna parte, pero son la repanocha. ¿Dispuesta?
Un besito, lunita de Merlo.

enkidu -

La Baba Yaga era una bruja mala que se comía a los niños... la curiosidad de la mujer de Barbazul casi le cuesta la vida... la Cenicienta fué premiada por ser una buena niña que sufría en silencio...
Qué maltratados han sido los cuentos (y no sólo por JB). Como dice Clarissa, a los cuentos hay que limpiarlos de siglos de polvo cultural que les ha ido cayendo encima... hay que frotarlos y sacarles brillo... como a la lámpara de Aladino... para que desprendan su magia.
Besitos.

thirthe -

muy bien, mon, mostrarle una lectura distinta a la niña.

Un beso por todo lo anterior.

Mon -

ay... greg, greg, greg :)

greg -

:-)
Es agradable ver "protagonistas" de otros posts reunidos aquí, pero sin dar la impresión de desorden.
Besitos
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres