Blogia
VOLVERSE HUMANO

Count down.

Estoy cansada. Más que cansada, agotada. Desde que llegué no hice otra cosa que trabajar, lidiar con Zafiro que me obliga a levantarme a cada rato -me recuerda a los bebés grrrr- apasionado por los mosquitos corre tras ellos arrasando con todo, mientras escucho la mega - el rock nacional es una de mis adicciones- y apenas me acuerdo de comer y de bañarme.
Odio las mudanzas. Nada me pone más ansiosa. Me vuelvo torpe, ciega, lenta, obsesiva, dudo -¿lo llevo o no lo llevo?, no encuentro lo que está delante de mis ojos, o lo que ya tengo en la mano; llego hasta el baño y me pregunto qué hago ahí. ¿Qué vine a buscar?
Vuelvo. Siempre creo que desandando el camino voy a recordarlo. (Acabo de darme cuenta de que he dicho algo con mucha lógica).
Ahhh ahora están pasando “la indómita luz se hizo carne en mí, y lo dejé todo por esta soledad…”.
Bello tema. Pero me duele.
Tengo la manía de dejar todo para último momento. Aún no embalé nada. Y “nada” son cientos de piedras, ropa, zapatos, bolsos, búhos, gnomos, brujas, santos y budas, compactos, libros… pilas de libros… decenas de porquerías que me gusta colgarme, fotos… (bueno, eso no sé), tapices, todo mi trabajo (acabo de revolear el último pincel, no doy más), y las cosas (esas cosas que nos encanta comprar a las mujeres) para equipar mi cabaña. Me gusta que todo se vea bonito. Sábanas nuevas, toallas nuevas, colores shockeantes. Es mi estética de lo bonito.
El otro día mi viejo me decía, mirando la única pared que no es de troncos, “yo la pintaría de un beigecito”. (Nunca estuvo en mi departamento). Pero ya encargué la pintura -lila, lavanda, anda por ahí-. El único inconveniente son las víboras. No creo que mis colores las mantengan alejadas. Ayer, el Gringo, mató una yarará. Bueno, que no todo es rosas. En cualquier paraíso hay una instigadora, una culpable. ¿Morderé la manzana, o la manzana me morderá a mí?
¿Qué tanto de mi vida controlo?
Muy poco, por cierto.
También me voy con los brazos vacíos. Sin guardar memorias recientes. Abatida por lo que ya parece mi cruz, mi karma, esa razón que se me escapa. Lo incomprensible.
Y nada más. Contarles esto, así como salió, me voy a dormir… mañana tengo un día movidito.

Besos, beijos y besets.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

24 comentarios

Mon ** a todos** -

a todos a todos a todos.... son hermosos, gracias por las cosas que me dejan, las valoro más de lo que suponen.

extraño no andar por sus blogs, pero de verdad no puedo ;(
no por ahora.

besos desde el corazón.

Saf -

Muchas veces pienso qué poco importan las cosas... es cierto que las vamos amontonando, que las cuidamos, engrosamos sus filas con otras nuevas y cada vez tenemos más y más y más a nuestras espaldas... y pasa lo que pasa: que creemos que no podemos vivir sin ellas. Les damos un valor y nos desesperamos si las perdemos.

Pero las cosas solo son importantes por las personas. Por aquellas que las usaron e hicieron de ellas oficio (los pinceles, por ejemplo)... esas son las que tienen un soplo de vida y de importancia.

Tú que abres tu cabaña, ya la has llenado con tu sola presencia.
Colocarás cosas viejas en una vida nueva, y eso está bien. Hay que ser muy valiente para hacerlo, y tú lo eres.

Te auguro un porvenir maravilloso.

Saf ;-))

joan -

Aunque sigas ajetreada eso no impide que te deje más besets :)

Moonsa -

Me dan vértigo las mudanzas! Ánimo, cuando termina lo más duro, viene el disponerlo todo en lugares nuevos, las cosas toman otra dimensión, objetos que tenias guardados ahora quizás vayan estupendos en alguna parte...bueno a mi esa fase me encanta ;) Si estás en ella, que la difrutes, y las víboras, lo que dice Turan, para unos zapatos :D. Un abrazo Mon!

Turandot -

Reholas diosa, he empezado a leer tanto y tanto denso, que se me han hecho las mil, eso me pasa por estar tanto tiempo alejada de las letras, e intentar digerirlas todas de golpe, además me acabo de despistar pq mi adorable gato se acaba de quedar dormido dentro de la copa de mi sujetador... no sé, me ha parecido surrealista y divertido.
Diosa, manda a los mortales pesados a la mierda, cobrales a los turistas pesados que vienen a dar por saco, hazte unos zapatos con las viboras, mandame una foto de zafiro :p, sigue haciendo ramilletes de piedritas, no te canses más que lo suficiente para dormir luego como un lirón, y afronta el miedo como una campeona que eres, pos no??
Oye, has visto? mi capacidad de sintesis me asombra hasta a mi misma Ô_o' total, si yo solo pasaba para dejarte un abrazo :D
Besooooossssss!!!

Brisa -

Mon, ese cambio aunque agotador va a ser muy especial en tu vida, lo sé, lo sabes, así que hoy en especial quiero dejarte un beso enorme y mi cariño.

Alex -

Que son víboras, que no vivoras, aunqe se hacen las muy vivas, las desgraciadas.. Bueno y como te dijo tu mamá:"ya sabe, usted, una reina".

Alex -

Y para el camino, no olvides de llevarte una torta helada. Son buena compañía. En cuanto a las vivoras un amigo que vivió en Misiones me dijo que el truco es mantener el pastito alrededor de la casa muy, muy corto, igual, yo que tú no soltaba la escopeta ni para ir al baño.

NADA -

Te comprendo muy bien Mon, pero seguramente merece la pena todo ese lío por lo bien que vas a estar después.
Mucho ánimo luminosa Mon.. Tu resplandor también acabará iluminando tu cruz y tu karma.
Besitos y suerte :)

Odalys -

Linda Mon, para este momento, tal vez ya estás instalada en tu cabaña de sueños y quizás sin comprenderlo, de esa pared "lavanda" esté emanando ese delicioso aroma.
No me gustan las mudadas pero tienen algo bueno, puedes levantar vuelo porque las cosas no te atan y es bueno que ellas lo sepan, que eres libre. Las que valgan la pena te seguirán.
No te agobies, y dime algo, ese "miedo" se parece al susto del primer beso?
Te cuidas de las víboras y sé felíz.
un abrazo :)

GreGori -

Vine a recoger "besets" y canjeártelos por otros de nueva hornada :-)

mad para "Mon" -

Tú no sufras por mí, para eso me valgo sola... XDD
Besazos, muchos

kika -

Mon,
Que si sabré de mudanzas, en 5 años nos hemos mudado 4 veces, reflejo de la inestabilidad que padecimos en la familia. Parece que aquí quedaremos, aunque yo no puedo asegurar nada; mis piernas nacieron nómadas.

Ánimo, ánimo, esperaré ansiosa tus letras.

Mon **para Mad** -

mad, en cuanto salga de toda esta locura voy a escribirte
guapísima!!!
te dejo besos especiales.

Mon **para todos** -

son todos muy bellos, muy hermosos, gracias por darme tanto ánimo.
silvia, me alegra que hayas vuelto ;))
no tengo ni un poquitín de tiempo para responderles en forma personal, todavía me falta embalar cosas y partimos en unas poquitas horas ..... ESTOY HISTÉERICA!!! me llevo medio departamento, mi empleada de aquí, feliz... no tendrá tantos cacharros que limpiar, pero estoy ilusionada.
en algún momento me conectaré desde el cyber, en la cabaña no tengo teléfono (aún).
me falta embalar las plantas (mi colección de cactus), y la ropa, y ufffffffffffff
besotes, besets y beijos para todos.
estén lindos.

joan -

No se como una encantadora de srepientes como tu puede tenerles miedo. miedo a que? no me lo creo :) es solo eso , cansanció, agotamiento, nuestros fantasmas que a vecez se hacen un poco insoportables. pero para ello tines tus colores, tus piedras y los besos de todos los que te queremos. Que te alumbre un sol inmenso de colores cuando te levantes, yo te dejo mi beset. :)

nokreokemegustebenidorm -

hola pekeña! veo ke sigues por aki.espero ke todo te vaya bien y ke...no se. ke estoy otra vez por aki. un besete desde benidorm

Luis -

Nada más desgarrador que una mudanza. Para mí es como descomponer la mente en cachitos y luego tratar de componerla en otro sitio diferente. Luego es sano, pero al principio descoloca...
Eso sí, cuando vuelva a hacer una mudanza, quiero ser como tú. Me encantaría que la lista de objetos contuviera brujas, piedras, gnomos, santos y budas. Eres genial...
besos mil

Sergio -

Descansa mucho Mon que te lo mereces. Yo estoy liado de examenes y pasaba a dejarte besos ;). Nos vemos!!! Ciaooo :**

nemomemini -

Contra las víboras, un pistolón como los que gastaba John Wayne; contra el miedo, cariño, respeto, apoyo y estímulo. Nada como lo que uno quiere y desea. Y si es posible la alegría es doble. Aunque el miedo sea tan nuestro como nuestra nariz.

Besos, mi tesoro :)

Magda -

Mi querida Mon, que descanses, que duermas bien, y que mañana la luz del sol te traiga solamente cosas lindas.

Un beso.

muralla -

Tómate las cosas con calma y no pienses mucho...
Pronto llegará la calma y la normalidad.
Besos. Muralla.

Pedro Glup. -

Mon, escucho a Polaco Goyeneche cantando con Adriana Varela esa "Balada para un loco" que tanto me gusta y me acuerdo de ti.
Estoy tan sensible que me uno a tu miedo (por esta vez)

Mon -

y sí... ya sé... es miedo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres